Incremento de salario de 375 a $386 no contenta ni a trabajadores, ni a empleadores

Imprimir
Categoría: Actualidad
Fecha de publicación

Ministro del Trabajo, Raúl Clemente Ledesma Huerta junto a Ministro de Economía y Finanzas, Carlos de la Torre.

Luego de que los representantes de los trabajadores y empleadores no llegaron a un acuerdo, el ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, anunció el aumento de 11 dólares al salario básico unificado (SBU) para el 2018, de $ 375 a $386.

 

El Ministro del Trabajo, Raúl Ledesma efectuó la suscripción del Acuerdo Ministerial MDT-2017-0195 para la fijación del nuevo Salario Básico Unificado 2018 junto al Ministro de Economía y Finanzas, Carlos de la Torre; y el titular del Servicio de Rentas Internas, Leonardo Orlando. 

El ministro Ledesma, también indicó que se incrementa en un 2,4%  las comisiones sectoriales. De acuerdo con el titular del Ministerio del Trabajo, el incremento salarial beneficiará a cerca de 600.000 trabajadores privados quienes reciben actualmente la remuneración básica. 

Previamente en el seno del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios (CNTS) se  analizaron variables como el costo de la canasta básica, inflación y crecimiento económico del PIB; resultados de la situación actual y diagnóstico del Ecuador obtenidos por el Banco Central del Ecuador, Ministerio de Economía y Finanzas e Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), sin embargo no se pudo llegar a una conciliación por lo que el incremento se determinó por Acuerdo Ministerial. 

“Es importante mantener la competitividad y liquidez del sector productivo por ello presentaremos una propuesta viable al Presidente Lenín Moreno para generar compensaciones que reactiven el sector productivo a través de medidas positivas no solamente en el área laboral, sino de manera general tomadas por el equipo económico del Gobierno Nacional”, señaló el Ministro Raúl Ledesma. 

Con base a la resolución entregada en la cita se estableció aumentar el salario básico unificado en 11 dólares (USD 386) el cual beneficiará a alrededor de 600 mil trabajadores privados, de conformidad a lo establecido en los instrumentos internacionales, la Constitución de la República del Ecuador y el Código del Trabajo, determinación que pretende velar por los derechos laborales, la dinamización de empleo y las necesidades de los trabajadores y sus familias. 

De La Torre manifestó “Hemos establecido el salario para el año 2018 sobre bases técnicas y conscientes acorde a la economía ecuatoriana la cual se encuentra en una fase de recuperación y crecimiento sostenido que permitirá generar mayor demanda, además de transformarse en mayor producción y empleo”. 

Además, el director del SRI indicó “Las cosas están mejorando notablemente en materia económica. El Gobierno Nacional avanza en una reconfiguración de la capacidad adquisitiva”.

Ese incremento no dejó satisfechos ni a los trabajadores, ni a los empleadores. La propuesta de los trabajadores era incrementar el SBU en 25 dólares, mientras que los empleadores sostenían que no debía existir alza, porque la tasa de inflación se mantiene con índices negativos.  

Reacción de la Cámara de Comercio 

Mediante comunicado de prensa, la Cámara de Comercio de Guayaquil, expresa su disconformidad con el aumento, tras indicar que el ajuste en el Salario Básico Unificado carece de justificación técnica. Antecedente El Ministerio de Trabajo fijó en $11 el aumento del Salario Básico Unificado para el año 2018, un incremento de 2.93%.

En sus declaraciones, el ministro Ledesma señaló que el aumento salarial responde a las previsiones optimistas sobre la economía para el año venidero. Sin embargo, el ajuste salarial en Ecuador no tiene una justificación técnica permanente, lo que hace imposible la previsión de los aumentos salariales, entorpeciendo la planificación de las empresas y perjudicando la competitividad.  

El salario mínimo debería fijarse de forma técnica y no política. En otros países, como en Brasil y Costa Rica, el incremento en el salario mínimo se calcula de forma técnica, teniendo en cuenta ciertas condiciones macroeconómicas. 

De hecho, solamente en el 10% de los países con salario mínimo, se lo define exclusivamente por medio negociaciones colectivas. Con la fórmula de Brasil, por ejemplo, no existiría aumento. Mientras que si se aplica la de Costa Rica sería de $2.60. 

Ecuador tiene uno de los salarios mínimos más altos en la región. Países vecinos como Colombia y Perú tienen salarios mínimos más bajos, lo que dinamiza sus mercados laborales permitiéndoles ser más competitivos y más atractivos para los inversionistas. 

También beneficia a los trabajadores, pues establecer salarios mínimos muy elevados perjudica a los menos calificados dejándolos sin empleo. Es decir, a aquellos con menos formación, experiencia y aptitudes. Costo patronal por trabajador excederá los $6.300. Actualmente, considerando el salario básico y los aportes de ley, el costo mínimo de contratar a una persona supera los $6,171 al año. 

Esto sin incluir prestaciones que se acostumbran en ciertas industrias como la provisión de almuerzos, o aquellas que solo aplican cuando se sobrepasan umbrales mínimos de trabajadores como los servicios de guardería. Con el nuevo salario para el 2018, el costo ascendería a $6,352. 

Los trabajadores están en desacuerdo 

El representantes de la central Unitaria de Trabajadores, CUT, Oswaldo Chica,  defendió la propuesta realizada por los trabajadores, al insistir que no se trata de un planteamiento político, sino técnico.

"La CUT ha hecho una propuesta muy técnica, la OIT tiene varios parámetros para fijar un salario, nosotros hemos tomado en consideración el tema de la canasta básica. Hemos propuesto 25 dólares de incremento", insistió el dirigente. 

Por ello, cuestionó la posición de los empleadores."Nosotros hemos sumado esos componentes y la suma nos da 20 dólares, pero tratando un poco acortar esa brecha que existe entre la canasta básica y el salario hemos pedido 25 dólares", enfatizó. (I)

 

 

 

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com