Diálogo entre Lenin Moreno y Foro Económico previsto para el miércoles

Imprimir
Categoría: Actualidad
Fecha de publicación

Ante la carta entregada por el Foro de Economía y Finanzas Públicas, el Presidente Lenin Moreno invitó a sus integrantes a dialogar sobre este tema. 

"He leído con atención la comunicación enviada por el Foro de Economía y Finanzas Públicas que, en términos cordiales, hace un análisis de la situación económica ecuatoriana y sus propuestas para solucionarla. 

Agradezco su voluntad de contribuir con el país. Siempre estamos dispuestos a escuchar, a dialogar y a rectificar si es necesario, por lo que he cursado una invitación a conversar para el día miércoles 17 de enero", escribió el Presidente en su cuenta de twitter  @Lenin 

Contenido del documento recibido por el Primer Mandatario 

En una carta enviada al Presidente de la República Lenin Moreno, el Foro de Economía y Finanzas Públicas urge el imprescindible cambio de modelo económico en el Ecuador. 

El documento señala que el país requiere una visión que abra espacios y se integre inteligentemente al mundo moderno, señala. El Foro lo conforman veinte profesionales de la economía y finanzas, la mayor parte de los cuales fueron autoridades económicas de varios gobiernos. 

El modelo económico vigente, sostiene, ha producido cuantiosos déficit, incrementado exponencialmente la deuda pública, multiplicado los tributos, y fracturado la competitividad empresarial. 

Ha perjudicado al sector externo de la economía; desdeñado la inversión productiva internacional y paralizado parte de la nacional; excluido al país de una saludable integración y relación comercial mundial; y deteriorado el crecimiento económico inclusivo y el empleo formal. 

El crecimiento no es sustentable en el tiempo pues depende del gasto público. El problema del endeudamiento es serio, y el gasto público continúa fuera de control, destaca. El uso de las reservas internacionales para cofinanciar al gobierno y a la banca pública amenaza a la dolarización. 

Asevera que el país no es competitivo: "La producción nacional enfrenta sobrecarga de impuestos, restricciones al comercio exterior, y excesivas regulaciones." Puntualiza los defectos del régimen laboral vigente: "limita la construcción de acuerdos convenientes para las partes, conspira contra el bienestar del propio trabajador, y reduce el desarrollo empresarial." 

Añade que el régimen previsional no es sustentable y que las instituciones financieras del sector de la economía popular y solidaria deben ser fortalecidas. Ante este diagnóstico, el Foro señala que la opción de permanecer callados no existe. Que es posible revertir los problemas. 

"Un mejor país es posible si el sector productivo toma la iniciativa para invertir, generar empleo, y crear prosperidad…. Tomemos la alternativa que nos posibilite transitar por la ruta del bienestar inclusivo y mayor equidad, combatiendo efectivamente la pobreza y mejorando la calidad de vida de los ecuatorianos". 

Resumen del documento dirigido al Primer Mandatario 

Hemos constituido el FORO DE ECONOMÍA Y FINANZAS PÚBLICAS, como un espacio de razonamiento, discusión y debate técnico y profesional que conjuga objetivos compartidos. 

No abundamos en diagnósticos ni somos profetas de ningún desastre, pero sí nos une la convicción de que la correcta conducción de la economía es un imperativo de gobierno. Nos une también la seguridad de que quedarnos callados no es una opción. 

Afirmamos que combatir la corrupción y promover la ética pública es tarea esencial para levantar al país y propiciar la inversión productiva, fortaleciendo una institucionalidad económica y democrática que preserve los fundamentos de la economía y fomente la productividad. 

En tal virtud, una vez analizada la condición de la economía ecuatoriana al inicio de 2018, y detectados los problemas de fondo que la aquejan, compartimos con Ud., y con los ecuatorianos, los siguientes puntos: 

1. La vigencia de la política económica alimenta la crisis. 

Esta política, la misma de la década pasada, ha producido cuantiosos déficit, incrementado exponencialmente la deuda pública, multiplicando los tributos y fracturando la competitividad empresarial. 

Ha perjudicado al sector externo de la economía; ha desdeñado la inversión productiva internacional y paralizado parte de la nacional. Ha excluido al país de una saludable integración y relación comercial mundial, y ha deteriorado el crecimiento económico inclusivo y el empleo formal. El Banco Central proyecta un desplome de la inversión. 

El crecimiento no es sustentable en el tiempo pues depende del gasto público. 

2. La estructura del presupuesto, y el régimen tributario requieren cambios profundos. 

El Presupuesto General del Estado 2018 adolece de los defectos de concepción observados en años anteriores pues está basado en proyecciones irreales de ingresos, gastos y déficit. El financiamiento público sustrae recursos de la inversión, del ahorro y el consumo de los ciudadanos. 

Debe estructurarse un régimen tributario racional, de administración sencilla, cobertura efectiva y equitativa, y de fácil cumplimiento. El sector productivo requiere oxigenación por el estancamiento. 

Por lo tanto, deben reducirse, eliminarse, y consolidarse según el caso, los impuestos excesivos en número (65 en total), mal concebidos, y distorsionadores; así como eliminar aquellas tasas que son impuestos disfrazados. El SRI no debe ser colegislador tributario. 

3. El problema del endeudamiento es serio. 

El crédito público está copado y distorsiona la utilización de recursos en la economía. El Ecuador paga las tasas más onerosas de intereses de la región. El perfil de la deuda es cortoplacista y su alto costo pesa sobre una tercera parte del presupuesto. Hay serios indicios de distracción de recursos para fines de consumo. Y existe el riesgo de potenciales moratorias o experiencias traumáticas que no deben repetirse. 

4. El uso de las reservas Internacionales para cofinanciar al gobierno y a la banca pública amenaza a la dolarización. 

Estas acciones conllevan serios riesgos para el régimen monetario imperante, con las graves consecuencias económicas, sociales y políticas que su colapso acarrearía. 

El Banco Central debe mantener la liquidez necesaria en las reservas internacionales para garantizar la totalidad de sus pasivos exigibles. 

Resumen del documento dirigido al Primer Mandatario 

Hemos constituido el FORO DE ECONOMÍA Y FINANZAS PÚBLICAS, como un espacio de razonamiento, discusión y debate técnico y profesional que conjuga objetivos compartidos. 

No abundamos en diagnósticos ni somos profetas de ningún desastre, pero sí nos une la convicción de que la correcta conducción de la economía es un imperativo de gobierno. Nos une también la seguridad de que quedarnos callados no es una opción. 

Afirmamos que combatir la corrupción y promover la ética pública es tarea esencial para levantar al país y propiciar la inversión productiva, fortaleciendo una institucionalidad económica y democrática que preserve los fundamentos de la economía y fomente la productividad. 

En tal virtud, una vez analizada la condición de la economía ecuatoriana al inicio de 2018, y detectados los problemas de fondo que la aquejan, compartimos con Ud., y con los ecuatorianos, los siguientes puntos: 

1. La vigencia de la política económica alimenta la crisis. 

Esta política, la misma de la década pasada, ha producido cuantiosos déficit, incrementado exponencialmente la deuda pública, multiplicando los tributos y fracturando la competitividad empresarial. 

Ha perjudicado al sector externo de la economía; ha desdeñado la inversión productiva internacional y paralizado parte de la nacional. Ha excluido al país de una saludable integración y relación comercial mundial, y ha deteriorado el crecimiento económico inclusivo y el empleo formal. El Banco Central proyecta un desplome de la inversión. 

El crecimiento no es sustentable en el tiempo pues depende del gasto público. 

2. La estructura del presupuesto, y el régimen tributario requieren cambios profundos. 

El Presupuesto General del Estado 2018 adolece de los defectos de concepción observados en años anteriores pues está basado en proyecciones irreales de ingresos, gastos y déficit. El financiamiento público sustrae recursos de la inversión, del ahorro y el consumo de los ciudadanos. 

Debe estructurarse un régimen tributario racional, de administración sencilla, cobertura efectiva y equitativa, y de fácil cumplimiento. El sector productivo requiere oxigenación por el estancamiento. 

Por lo tanto, deben reducirse, eliminarse, y consolidarse según el caso, los impuestos excesivos en número (65 en total), mal concebidos, y distorsionadores; así como eliminar aquellas tasas que son impuestos disfrazados. El SRI no debe ser colegislador tributario. 

3. El problema del endeudamiento es serio. 

El crédito público está copado y distorsiona la utilización de recursos en la economía. El Ecuador paga las tasas más onerosas de intereses de la región. El perfil de la deuda es cortoplacista y su alto costo pesa sobre una tercera parte del presupuesto. Hay serios indicios de distracción de recursos para fines de consumo. Y existe el riesgo de potenciales moratorias o experiencias traumáticas que no deben repetirse. 

4. El uso de las reservas Internacionales para cofinanciar al gobierno y a la banca pública amenaza a la dolarización. 

Estas acciones conllevan serios riesgos para el régimen monetario imperante, con las graves consecuencias económicas, sociales y políticas que su colapso acarrearía. 

El Banco Central debe mantener la liquidez necesaria en las reservas internacionales para garantizar la totalidad de sus pasivos exigibles.

5. El país no es competitivo. 

La competitividad se forja y mantiene a lo largo del tiempo y es determinada por la dotación de recursos humanos, y factores institucionales, financieros, y monetarios. 

Es, puntualmente, el resultado de los costos de producción, de la calidad de la mano de obra, la gerencia, y la visión empresarial; su nivel está dado por el uso de la tecnología y el procesamiento de la información, el acceso al crédito, la integración de los mercados, las redes comerciales y la eficiencia del transporte. 

Es, pues, el ámbito entero de la producción el escenario donde se definen la eficiencia, la productividad y, por lo tanto, la competitividad. Frente a ello, la producción nacional enfrenta sobrecarga de impuestos, restricciones al comercio exterior, y excesivas regulaciones. 

La falta de acuerdos comerciales crea barreras arancelarias que discriminan contra nuestras exportaciones. Entretanto, seguimos dependientes de decisiones políticas en materia de preferencias arancelarias por parte de nuestro principal socio comercial, los Estados Unidos. 

6. El régimen previsional no es sustentable. 

Puede afectarse el bienestar de sus aportantes y eventuales beneficiarios. Los dineros del IESS, del ISSFA, del ISSPOL y de los fondos financieros, como el perteneciente a los maestros, no son patrimonio de gobierno alguno, ni su administración debe continuar bajo el dominio estatal. La seguridad social debe fijarse como objetivos el velar por el bienestar de sus afiliados, y el escrupuloso manejo de sus dineros. 

7. El subempleo y los mercados laborales rígidos no permiten mejorar las condiciones de vida de los ecuatorianos. 

El sesenta por ciento de la fuerza laboral no tiene empleo adecuado o está abiertamente desempleada. La generación de empleo productivo requiere de un ambiente de confianza y seguridad jurídica que favorezcan la inversión productiva, promuevan la innovación y posibilite el crecimiento económico. 

El régimen laboral vigente limita la construcción de acuerdos convenientes para las partes, conspira contra el bienestar del propio trabajador y reduce el desarrollo empresarial. 

Las estructuras laborales obsoletas producen informalidad y migración de ecuatorianos que buscan empleos estables y subsistencia dignos. 

8. Las instituciones financieras del sector de la economía popular y solidaria deben ser fortalecidas. 

Seis millones de ecuatorianos están vinculados a las instituciones financieras de este sector. 

El Gobierno debe tomar especial y pragmática atención sobre la viabilidad de las instituciones financieras del sector de la economía popular y solidaria. 

La cobertura provisional necesaria debe evitar cualquier afectación en su capacidad patrimonial efectiva, evaluando técnicamente los pasivos reales y contingentes que podrían provocar riesgos importantes si no se dispone de efectivos y suficientes recursos de respaldo. 

 Los temas citados no agotan la problemática, pero de lo que sí estamos seguros es que podemos revertir las tendencias. Un mejor país es posible si el sector productivo toma la iniciativa para invertir, generar empleo, y crear prosperidad. 

El proceso demanda que el gobierno reconozca que el poder surge y se sostiene en el mandato de sus ciudadanos a quienes, como usted suele decirlo, tiene la obligación de escuchar con atención y respeto, desechando conceptos ideológicos y adoptando los principios que rigen la buena economía en libertad. El Ecuador requiere una visión que abra espacios y se integre inteligentemente al mundo moderno. 

Tomemos la alternativa que nos posibilite transitar por la ruta del bienestar inclusivo y mayor equidad, combatiendo efectivamente la pobreza y mejorando la calidad de vida de los ecuatorianos. Nosotros, señor presidente, permaneceremos vigilantes y activos en este propósito nacional. 

Suscriben la carta 

Bernardo ACOSTA VAREA Docente Economía, USFQ Vicente ALBORNOZ GUARDERAS Decano Economía, UDLA Jaime CARRERA CÁRDENAS Director Observatorio Política Fiscal OPF. 

Alberto DAHIK GARZOZI ex-Vicepresidente Constitucional de la República Mauricio DÁVALOS GUEVARA ex-Gerente General Banco Central del Ecuador Augusto DE LA TORRE ENDARA Docente Economía, Columbia University. 

Carlos Julio EMANUEL MORÁN ex-Ministro de Finanzas Rodrigo ESPINOSA BERMEO ex-Ministro de Finanzas Marco FLORES TRONCOSO ex-Ministro de Finanzas Jorge GALLARDO ZAVALA Ex-Ministro de Finanzas Rosa Matilde GUERRERO MURGUEYTIO Presidente Finanzas y Cooperativas José HIDALGO PALLARES Director General CORDES. 

Marcos LÓPEZ NARVÁEZ ex-Vocal Directorio Banco Central del Ecuador Pablo LUCIO-PAREDES FERNÁNDES Decano Economía, USFQ Abelardo PACHANO BERTERO ex-Presidente Junta Monetaria. 

Mauricio POZO CRESPO ex-Ministro de Finanzas César ROBALINO GONZAGA ex-Ministro de Finanzas Walter SPURRIER BAQUERIZO Presidente Grupo Spurrier Francisco SWETT MORALES ex-Ministro de Finanzas Eduardo VALENCIA VÁSQUEZ ex-Gerente General Banco Central del Ecuador. (I)

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com