En Quito finalizó la reflexión en torno a la muerte

Imprimir
Categoría: Cultura
Fecha de publicación

La Alcaldía de Quito finalizó anoche con una visita a las criptas de la Iglesia de El Carmen Alto, ubicada en la calle García Moreno y Rocafuerte,  el Primer Encuentro Nacional de Cultura Funeraria: “la muerte como objeto de aprendizaje y reflexión”.

 

El encuentro organizado por el Instituto Metropolitano de Patrimonio, la Fundación Museos de la Ciudad y la Red Ecuatoriana de Cultura Funeraria, con el objetivo de profundizar la reflexión en torno a la muerte y la importancia del patrimonio funerario, tuvo una importante acogida por parte de la ciudadanía, académicos, estudiantes y profesionales de distintas ramas; quienes durante los días jueves y viernes en los que realizó el evento siguieron con atención las diferentes exposiciones.

Este viernes entre la mañana y la tarde se presentaron las siguientes conferencias: Las costumbres funerarias en el Quito de antaño, por parte del doctor Javier Gomezjurado Zevallos, Imaginario funerario popular en Ecuador, a cargo de Diana Varas, Saberes musicales afro esmeraldeños: arrullos, chigualos y alabaos, presentada por la magíster Karina Clavijo, Turismo Funerario: herramientas de interpretación turística  para el Cementerio Patrimonial de Tulcán, por parte del magíster Jaime Iturralde, Aproximación a la gestión cultural en espacios funerarios: caso Cementerio Patrimonial de Guayaquil, a cargo de la licenciada Paola Martínez, y  ¿Vida entre los muertos? Dimensiones y posibilidades de lo funerario como cohesionador del tejido social, presentada por el doctor Leonardo Zaldumbide Rueda.

Las conferencias realizadas en la Capilla del Museo de la Ciudad, finalizaron con la presentación del libro Adela: una novela sobre la muerte cerebral, la eutanasia y el derecho a la muerte digna, por parte del escritor Modesto Ponce Maldonado.

Luego de las exposiciones tanto los conferencistas como los casi 200 participantes en el encuentro, fueron invitados a trasladarse a la Iglesia de El Carmen Alto, donde visitaron en forma ordenada pero con cierta curiosidad y temor las criptas de este histórico templo.

El encuentro fue fascinante, un hito histórico dentro de los estudios antropológicos y de la muerte aquí en la ciudad, hemos contado con mesas increíbles, con ponentes fascinantes y con gente muy comprometida con los estudios de la muerte. Los resultados el encuentro nos muestra que Quito y el Ecuador tienen un altísimo y muy valioso patrimonio funerario que cuidar y que está relacionado con nuestros muertos, manifestó al evaluar el evento, el coordinador de la Red Ecuatoriana de Cultura Funeraria,  Leonardo Zaldumbide Rueda.

Las conclusiones del encuentro son todas positivas, esto demuestra que Quito tiene voluntad y que cuando se propone algo lo logra. Otra conclusión es que el interés por temas culturales o por temas específicos como en este caso sobre la muerte, son temas que son bien recibidos, esto nos impulsa a pensar en nuevos retos para el próximo año. La gente cuando reflexiona en torno a la muerte se vuelve un mejor ser humano, señaló finalmente Leonardo Zaldumbide.

El encuentro me pareció bastante interesante, fueron dos días productivos, la muerte es un tema que no es muy analizado. Fue un encuentro donde se pudo pensar sobre la muerte, los rituales y los sentidos que dota la gente. Hubo aportaciones muy interesantes de distintas disciplinas,  indicó la socióloga Estefanía Carrera.

Realmente estos dos días han sido bastante positivos, hemos asistido una buena cantidad de personas al encuentro y todos los ponentes nos han dado sus puntos de vista y aportes que han resultado muy interesantes y eso nos sirve a nosotros para valorar y fortalecer nuestro ser interior. El encuentro ha permitido entender que mismo es la muerte desde diversas vertientes, comentó finalmente el  Amauta Yachag Jaime Pilatuña Lincango, de la Comuna La Capilla de Calderón. (I)

Fuente: IMP

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com