La Peatonalización una acción positiva en beneficio de la ciudadanía

Imprimir
Categoría: Cultura
Fecha de publicación

La construcción del Paseo de las Siete Cruces en la emblemática calle García Moreno, que ejecuta en forma planificada la Alcaldía de Quito, avanza de manera satisfactoria. 

La intervención a cargo del Instituto Metropolitano de Patrimonio registra hasta el momento importantes avances. El proyecto ha sido recibido de buena manera por expertos en temas patrimoniales.

“La construcción del Paseo de las Siete Cruces que involucra a una calle principal e importante del Centro Histórico de Quito, para nosotros como Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, nos parece que es el paso que debía seguirse y está muy bien”, manifestó el director del INPC doctor Joaquín Moscoso.

“El hecho de ir pensando en una peatonalización paulatina, progresiva, por etapas, claro que es devolverle la tranquilidad a la ciudad, pero también la tranquilidad a los edificios de carácter histórico que sufren enormemente por las vibraciones que ocasionan los vehículos en la zona”, puntualizó.

“El proyecto permitirá también volverle a caminar la ciudad, volver a tener una posición como ser humano, como ciudadano, como visitante y como turista de su propia ciudad; anclar un espacio para caminar, donde habitualmente el tráfico no lo permitía”, agregó el experto.

“La construcción del Paseo de las Siete Cruces, hay que verlo también en el contexto histórico donde esto se produce, estamos hablando de un proyecto que privilegiaría al ser humano. Privilegiar al ciudadano, privilegiar al peatón, dice mucho de la ciudad que queremos, la sociedad que estamos persiguiendo, y más particularmente del Centro Histórico que queremos para el futuro”, añadió.

“Me parece que es un tema que viene, un tema que debe estar. Un proyecto que pretenda peatonalizar, que pretenda devolver a la ciudadanía, al peatón, a los caminantes la ciudad, forma parte de una serie consecutivas de actos y de hechos que se han realizado sobre el Centro Histórico de Quito”, indicó Joaquín Moscoso.

“El hecho que exista un Instituto Metropolitano de Patrimonio, que tiene todo un modelo de gestión alrededor del Centro Histórico es absolutamente vital. Hay que reconocer que independientemente de cualquier posición política, la gestión que realiza el IMP es de primera, incluso es un paradigma y un ejemplo a nivel regional”, señaló.

“Yo creo que eso es importante, porque a partir de este ejercicio de proyectos que capitalizan o pretenden la conservación de bienes inmuebles patrimoniales y del patrimonio cultural inmaterial, y además ahora se esté proponiendo o impulsando una peatonalización para el Centro Histórico, nos parece a nosotros como Instituto Nacional de Patrimonio Cultural muy alentador, lo que se viene para el Centro Histórico”, sostuvo.

A futuro debemos soñar de mil maneras el Centro Histórico, con sistemas alternativos de movilidad ya funcionando, en operación, nos parece que también hay que soñar con un modelo que permita una muy buena recolección de basura, seguridad para los residentes y visitantes, y un espacio que se vaya renovando permanentemente, esto no es fácil, porque no hay presupuesto que aguante. Por ello todos los ciudadanos debemos aportar para el cuidado y protección del Centro Histórico, manifestó finalmente el doctor Joaquín Moscoso.

La histórica calle García Moreno donde se construye el Paseo de las Siete Cruces, que colinda con importantes monumentos del patrimonio edificado como el Palacio de Gobierno, la Catedral, el Sagrario, el Centro Cultural Metropolitano, el Museo Numismático y la Compañía de Jesús, se ha convertido desde el viernes anterior en un novedoso espacio para caminar tranquilos, sin tráfico vehicular y sin contaminación. (I)

Fuente: IMP

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com