Ley de Modernización de la Inocuidad Alimentaria de EE.UU. contiene una estricta normativa

Imprimir
Categoría: Economía
Fecha de publicación

 

 

Esta disposición norteamericana exige cumplir con la normativa en todos los procesos para el ingreso de productos frescos y semiprocesados.

 

En 2011 entró en rigor en Estados Unidos la Ley de Modernización de Inocuidad Alimentaria (FMSA, por sus siglas en inglés), la cual cambió los controles de inocuidad en los productos de consumo humano, planteando nuevos parámetros para el ingreso de estos en territorio estadounidense.

La nueva política para el ingreso en territorio estadounidense de los artículos de consumo humano constituye una importante demanda que los productores ecuatorianos deben cumplir para entrar o continuar proveyendo a este mercado.

¿Qué procesos se deben cumplir y cómo se encuentra Ecuador frente al tema? Son algunas interrogantes que Humberto González, gerente en Costa Rica de la certificadora orgánica Kiwa BCS OKÖ Garantie, explicó durante una capacitación implementada en Guayaquil sobre esta materia. La charla estuvo dirigida a todo el sector agroexportador y de procesamiento de alimentos que llega a Estados Unidos.

El experto indica que la higiene juega un papel importante. Esta directriz debe cumplirse con normativas específicas al momento de empacar, durante el control de plagas y en eliminación de desechos (basura). Los trabajadores requieren estar en óptimas condiciones de salud, usar vestimenta con protecciones (de acuerdo a lo que determina cada empresa), etc. En una empacadora de alimentos se controla la presencia de plagas, roedores, entre otros. “Hay que tener claro que las reglas son de higiene y de limpieza fundamentalmente”.

Es trascendental también, en el entorno del empacador, el agua. El líquido que se utiliza para lavar las frutas, verduras o las manos, debe ser seguro. “No me refiero exclusivamente al agua potable, sino a aquella que está libre de sustancias patógenas y que puede contaminar el alimento. Es obligatorio usar un sanitizante en el agua”, afirma González.

El embalaje es un ítem básico. En este aspecto son claves las condiciones adecuadas de almacenamiento; por ejemplo, sin la presencia de polvo, animales, insectos, roedores, etc. “Además, es positivo contar con una base documental que sustente las buenas prácticas en una instalación. Esta demuestra que todo lo que se está haciendo se puede demostrar”.

Es de cumplimiento obligatorio llevar registros de todas las actividades relacionadas y de la capacitación que recibe el personal. “Tiene que haber una persona calificada; es decir, aquella persona que es el gestor del sistema de inocuidad de la operación y que cuenta con los conocimientos técnicos y con la experiencia necesaria en el manejo de la inocuidad, "documentada". Obviamente, hay otros términos legales, a escala del país, que se debe cumplir”.

En la parte de producción

En el campo hay tres aspectos importantes que tomar en cuenta, afirma el técnico. El primero es el agua. El líquido que se utiliza para la irrigación debe ser seguro.

El segundo, se refiere a la existencia de animales. No es permitida su presencia, sean domésticos o de campo. Sin embargo, si aparecen tienen que contar con todos los cuidados necesarios para que no incidan en el riesgo de contaminación del producto final.

Y, el tercero, se refiere a la higiene de los trabajadores. Estos deben contar con, por ejemplo, baterías sanitarias, lavamanos, no estar enfermos ni con heridas y la vestimenta no debe presentar riesgos de contaminación (desgarre o sucia). También es requerido determinar áreas específicas para el consumo de sus alimentos.

Cómo se verifican los procesos

La FSMA es una Ley controlada, exclusivamente, por las autoridades del Gobierno estadounidense (FDA). Es positivo que los productores se preparen con tiempo para cumplir con esta regulación “independientemente de que se les controle o no”, explica González. Este marco legal verifica todos los procesos de producción: finca, empacado, transporte seguro y sistemas de distribución en el mercado final (Estados Unidos).

El proceso de implementación en Ecuador no es complicado, comenta el profesional. Pero, considera que debe basarse en lo que establece la normativa y no en experiencias u opiniones de terceros que, a veces, no se apegan a la realidad. “Es importante que conozcan lo que se requiere para no caer en gastos innecesarios y recordar que esta es una ley de evaluación de riesgos y controles preventivos que afecten la salud del consumidor”.  

Más sobre FSMA

La FSMA cuenta con tres líneas para su implementación:

•             Publicación de reglamentos y cumplimiento: luego de la entrada en vigencia de la FSMA se publicaron, en 2015, la mayoría de reglamentos para los tres sectores (productor, empacador o exportador e importador) que deberán aplicar la normativa. A partir de la publicación se establecieron los tiempos de cumplimiento para empresas grandes, medianas y pequeñas.

•             La capacitación: dado que son reglamentos muy técnicos, la FDA creó organizaciones, a través de alianzas público-privadas, a las que delegó la responsabilidad de capacitar a las personas que van a estar encargadas de los procesos productivos y controles.

•             Implementación de la vigilancia: Estados Unidos reforzó mucho sus esquemas de vigilancia. En la actualidad, desde el momento que un contenedor pasa por la línea de frontera es sujeto a un muestreo o inspección y si se detecta algún riesgo que pueda afectar la inocuidad, se desarrollan protocolos muy estrictos en los cuales es prioritario demostrar a las autoridades el cumplimiento de la Ley  (I)

Fuente: Kiwa BCS OKÖ Garantie

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com