Tame espera informe de auditoría para determinar pérdidas y se propone realizar cambios en seis meses

Imprimir
Categoría: Economía
Fecha de publicación

La empresa pública Tame está a la espera de los resultados de un examen de auditoría externa sobre los balances de 2012 a 2015, para determinar el monto real de las pérdidas. Pero, por el momento, sus autoridades estiman que puede bordear los 109 millones de dólares.

 

Esto se reveló en una comparecencia de su nuevo gerente, Octavio Pérez, ante la Comisión de Desarrollo Económico, a donde acudió para exponer la realidad en la que se encuentra esta compañía.

Las deudas ascienden a más de 194 millones de dólares, de los cuales 103 le debe a Petroecuador por combustible. Sin embargo, a la empresa lo que más le aprieta a diario son las obligaciones que tiene con los proveedores, por 19.5 millones de dólares.

Pérez no quiso hablar de crisis ni de quiénes serían los responsables. Espera lo que establezca la auditoría, que será avalada por la Contraloría General del Estado. Lo que sí dijo es que están saliendo adelante, porque ejecutan algunos cambios.

Aseguró que en un plazo de seis meses se harán ajustes técnicos, administrativos y financieros, que podrían incluir disminución del personal, si los estudios así lo determinan. En el momento cuenta con 1400 empleados.

Entre los planes que tiene Tame es la venta de algunos bienes inmuebles, con lo que espera recaudar cerca de cinco millones de dólares, así como la devolución y venta de aviones, después de determinar "qué flota es la ideal para la empresa". También examinará las rutas que son rentables y la disminución o suspención de los vuelos a las mismas.

Lo principal de las acciones que revisan está en Venezuela. Pérez consideró que los vuelos a ese país no son rentables ni seguros. Por lo pronto, se reducirán a dos semanales. Este análisis está en el directorio. Con el país bolivariano se han tenido algunos problemas, que podrían haber contribuido a los problemas económicos de la empresa, según Daniel Gallegos, gerente de División.

Para él, la pérdida por la repatriación de divisas desde Venezuela que, entre julio y noviembre de 2014 sumó más de 29 millones de dólares; el traslado del aeropuerto a Tababela, que incrementó costos; la eliminación del subsidio del combustible desde 2012; y la nueva operación de LAN en el país, que ocupó los principales mercados nacionales, pueden ser parte de las causas de la situación en la que está Tame.

Según Gallegos, esos 29 millones que no se pudo traer al país por la decisión del gobierno de Venezuela de impedir la repatriación de dinero, se gastó en ese país para pagar algunas operaciones. Para evitar ese inconveniente desde finales de 2014 se suspendió la venta de boletos en bolívares y se comercializa solo en dólares y pesos.

Entre las acciones que está gestionando Tame para mejorar su rentabilidad, además de transparentar las cuentas, optimizar procesos, recursos y gastos, es la recuperación de la cartera vencida por ocho millones de dólares, por algunos conceptos, como vuelos presidenciales y Fly Card Pospago. Se refirió también a los valores recuperados cerca de 20 millones de dólares de seguro del Avión accidentado en Cuenca en abril de 2016.

"Tenemos que mejorar algunos temas, hay que volver los aviones que no son útiles y ver cuál es la flota ideal que necesita Tame. Eso nos da más eficiencia en entrenamientos, pilotos, repuestos y otros procesos adicionales", subrayó el gerente general.

Los legisladores coincidieron en la necesidad de hacer un estudio de la rentabilidad de las rutas, pero sí pidieron poner especial atención a las que son de uso social. Sugirieron un estudio de cada una de ellas, tanto nacionales como internacionales. También solicitaron la comparecencia de los anteriores directivos de Tame y del Ministerio de Transporte. Fuente: Asamblea Nacional. (I)

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com