San José de Minas muestra su identidad cultural

Imprimir
Categoría: Intercultural
Fecha de publicación

minasfestgaleria2

Jóvenes de San José de Minas, compartieron sus manifestaciones culturales con diferentes actividades. Esta parroquia rural del nororiente de Quito, refugio de cultura y tradición ubicada en la zona norcentral mostró el talento y habilidades, de su gente en el llamado "Minas Fest".

 

El evento artístico cultural se realizó en la plaza de toros, al que también fueron invitados jóvenes de otros cantones, permitiendo de esta manera el intercambio cultural entre la juventud pichinchana.

Expresiones artísticas como los grafitis, también fueron parte de este festival en el que participaron jóvenes de la zona.

sanjose2

Destino turístico

San José de Minas apunta a convertirse en un destino turístico competitivo a través de una amplia oferta de paisajes inigualables que conjugan armónicamente su belleza con los verdes bosques primarios y el dorado de los pajonales andinos.

Sus riquezas turísticas definen alternativas de distracción para practicar caminatas, ciclismo de montaña, observación de aves y visitar puntos de interés arqueológico como las “tolas funerarias” que datan de la época Preincaica e Inca.

Esta parroquia rural ubicada a 76 km de Quito reconoce al turismo como una posibilidad de mejorar la calidad de vida de su población, mediante la conservación de sus recursos naturales, revitalizando su identidad y cultura.

sanjose1

Parroquialización

El terremoto de 1868 y las réplicas que le sucedieron, no solo destruyó el pueblo de Perucho, sino que también derrumbó la capilla que el cura Calvache había levantado un año antes en Capulispungo (nuevo San José de Minas), al mismo tiempo que provocó la muerte de varios moradores y la ausencia definitiva del cura Calvache, que para entonces había abandonado definitivamente el territorio de Perucho, sembraron terror y desaliento entre los  habitantes de Minas. En estas circunstancias muchos volvieron a creer que la zona estaba "brujeada". 

Sin embargo, ante los embates sufridos por la naturaleza, el maltrato por parte de los peruchanos, que no querían que se concretara la creación de un nuevo pueblo, y la ausencia sentida del Sacerdote Calvache, gestor del nacimiento del poblado, los vecinos de San José de Minas lograron milicias para su territorio.  Para San José de Minas, Irubí y Pataquí fue nombrado Capitán don Manuel Erazo González, mientras que para Ascilla, Anagumba y Alance fue nombrado capitán Antonio Ponce Andrade. 

En ese mismo año los mineños nombraron una comisión conformada por los señores: José Narváez, Manuel Erazo, Antonio Flores, Domingo Arias, Carlos Álvarez y Agustín Benalcázar; Cuya primera acción fue solicitar al Arzobispo de Quito la residencia fija de un sacerdote con el cargo de "Cura de San Antonio de Minas".

La comisión elevó una solicitud al gobierno de Gabriel García Moreno para pedir la conversión del caserío en parroquia civil. A fines de agosto de 1870, Antonio Flores y Domingo Arias, se presentaron ante el mismo presidente García Moreno, quien después de oírles los despachó con la promesa de que San José de Minas sería elevada a parroquia civil. Por recomendación del presidente de la República, el Ilustre Concejo Municipal, el 14 de septiembre de 1870 dictó el Acta de erección de Parroquia Civil a San José de Minas, dividiéndola de Perucho por los ríos Cariyacu y Cubí. (F)

(F)

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com