Los 33 pescadores cumplirán su condena en el Centro de Rehabilitación Social de Manabí

Imprimir
Categoría: Judicial
Fecha de publicación

Las Personas Privadas de la Libertad (PPL) que fueron sentenciadas por tenencia de drogas en Estados Unidos y fueron traídas al Ecuador, fueron trasladadas del Centro de Rehabilitación Social Regional de Latacunga, al Centro de Rehabilitación Social El Rodeo en Manabí.

 

Jennifer Ayoví, oriunda de Esmeraldas, no había visto a su padre desde hace cinco años atrás. Gina Cox, otra esmeraldeña de 49 años, tampoco veía a su hijo desde el 2012. Ambas no tuvieron noticias de sus familiares por tres o cuatro meses desde la última vez que los vieron, cuando se enteraron que fueron detenidos por la justicia norteamericana.

Así como ellas otras 31 personas provenientes de Manabí y Esmeraldas, llegaron la noche de este martes 14 de noviembre de 2017, hasta el Aeropuerto de Latacunga a esperar la repatriación de 33 personas privadas de la libertad (PPL), que fueron sentenciados en Estados Unidos y que, finalmente, retornaron a Ecuador para cumplir sus sentencias en los centros de rehabilitación social del país.

Esta es la primera vez que el Gobierno de Ecuador realiza una repatriación masiva de compatriotas, lo que se concretó con el trabajo coordinado de los ministerios de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Defensa Nacional, Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, e Interior. Cada institución aportó su contingente y apoyo para concretar este proceso, que se extendió por cinco meses.

El operativo inició la mañana de este martes, en el aeropuerto La Guardia de New York, con el traslado de las personas privadas de libertad, en un avión del Ministerio de Defensa Nacional, que aterrizó a las 21:25, en el aeropuerto de Latacunga.

En el lugar junto a los familiares de los internos, estuvieron la ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Rosana Alvarado, la subsecretaria de la Comunidad Ecuatoriana Migrante, Jeaneth Sosa, la Policía Nacional y personal de la Interpol.

A las 21:47, uno a uno los internos salieron del avión, mientras que en la pista, las autoridades les esperaban para estrechar sus manos y darles un cálido recibimiento.

Del otro lado, al interior del aeropuerto, tras los cristales, se dibujaban las lágrimas en los rostros de los familiares, mientras entre sollozos decían: “ahí está mi hermano”, “el de atrás es mi hijo”, “mi papi es el segundo”, “no puedo creerlo”.

En medio de la emoción, abrazos de alegría y asombro de familiares e internos, la ministra Alvarado ofreció una rueda de prensa para dar detalles de este proceso. “Cada uno de los que estamos aquí es porque, no puede ser de otra manera, como Estado teníamos una deuda pendiente”.

 “De alguna manera recibimos a personas que vienen a cumplir sus penas (…) pero vienen a la patria, porque ya es bien duro cumplir una sanción fuera del país, de manera que esa ansiedad va a disminuir al saber que ya están cerca de sus familias” , acotó la Ministra Alvarado antes de alegrarse por la imagen que dejó el reencuentro entre los internos y sus familiares, quienes en su mayoría son personas de escasos recursos económicos.

Con estas acciones el Gobierno busca la reinserción social de los ciudadanos ecuatorianos privados de libertad a través de un trato justo y humanitario, mediante la ejecución de acciones y la implementación de protocolos que permitan el cumplimiento de su condena en Ecuador, como lo establece el Convenio sobre Traslado de Personas Condenadas de Estrasburgo, del que es suscriptor nuestro país.

Rosana Alvarado aseguró que hay un “Estado que no les ha olvidado”. Además mencionó que no se reporta en la historia del país una repatriación masiva. “Hay bastantes motivos para sentirnos orgullosos (…) Mis compatriotas, mis hermanos vuelven al Ecuador”, añadió.

De su lado, el viceministro del Interior, Andrés De La Vega, indicó que “este Gobierno jamás ha dejado de soñar”. Agradeció el apoyo brindado por parte de los policías que los trajeron “sanos y salvos”, así como al grupo de élite del Grupo de Operaciones Especiales, Interpol y Criminalística. “Este es un día histórico, nos vamos a acordar de este 14 de noviembre”, acotó.

La Ministra informó que, hasta mayo anterior, se registraban más de 300 pescadores ecuatorianos capturados en aguas internacionales. Sin embargo –dijo- “hay una alerta, ese número podría haberse incrementado en los últimos meses”. En agosto de este año, Estados Unidos reportó que ese número se ha cuadriplicado. (I)

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com