Capacitación y asistencia técnica mejoran la producción ganadera del Noroccidente de Quito

Imprimir
Categoría: Parroquias de Quito
Fecha de publicación

Resultado de imagen para noroccidente de pichincha ganado

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito a través de la Agencia de Promoción Económica ConQuito y con el apoyo del BID/FOMIN desarrolló un  programa para mejorar la producción de ganado de leche en el Noroccidente del Distrito, para esto se realizó la implementación de manejo de pastos y el mejoramiento de la calidad genética del ganado vacuno de la zona mediante procesos de inseminación artificial.

En lo referente al manejo de pastos, Diego Mejía, técnico de ConQuito, comentó que lo primero que se hizo fue un levantamiento de datos para construir una línea base; “a partir de esto se socializó el proyecto y se seleccionó a 20 productores quienes se comprometieron con el trabajo que desarrollamos”, las labores incluyeron la capacitación y asistencia técnica en las fincas. La primera parte del proyecto comprendió el manejo de pasturas, se trabajó con 175 vacas. 

Antes de los procesos de fertilización de los pastos era común observarlos sobre maduros, de calor café, irregulares y con evidente falta de manejo, para mejorar esta situación se realizaron análisis de suelos, posteriormente se entregó fertilizante a los productores y se hicieron cortes de igualación y una resiembra en los lugares que eran necesarios. Al momento en este sector se tienen pastos uniformes, verdes y con mayor tamaño. 

La fertilización que se realizó es de tipo medio, de acuerdo a las condiciones del suelo y al tipo de pasto. La inversión que se debe ejecutar anualmente por hectárea es de 600 dólares, al no hacerlo el productor deja de percibir 1.752 dólares por no realizar esta práctica. 

En promedio, por el proyecto de manejo de pastos existe un incremento en la producción del 20%[d1] , que se traduce en 1,5 litros de leche, esto representa 200 dólares más anualmente. En total, la implementación de manejo de pastos constituye un ingreso adicional de 31.000 dólares para los productores. 

Ana Lucía Santana, productora de la zona desde hace 20 años, dijo “estamos muy contentos por los buenos resultados. Los técnicos son expertos que nos han visitado en las fincas y hemos mejorado nuestro trabajo. Ahora tengo mejor producción, los animales se ven mejor, los resultados que nos han mostrado son gratificantes y sería importante que se sigan dando nuevos procesos”. 

Como resultados se tiene que antes de la intervención, los productores de la zona tenían, una vaca por hectárea que representaban 882 dólares de ganancia al año, al momento se maneja tres vacas por hectárea que representa un ingreso de 3.234 dólares por año. 

Proceso de mejora genética de ganado lechero

En este proceso se realizó: selección de los animales para el programa, identificación de protocolo a seguir, en este caso fue el protocolo de Inseminación Artificial a Tiempo Fijo - IATF, después se coordinó el trabajo de entre productores y médicos para los chequeos de gestaciones y la resincronización e inseminación para el ganado. 

En esta fase del programa se trabajó con 12 productores y un total de 90 animales, la inversión es de 87,50 dólares por vaca tratada [d2] sin incluir el costo de la genética. Finalmente se preñaron con éxito al 64% de los animales, resultado positivo considerando que los parámetros de éxito generalmente son del 30% al 60%. 

Gracias al proceso de inseminación, las vacas preñadas producirán 108.000 litros de leche, vale la pena destacar el corto tiempo del proceso de inseminación ya que se logró preñar a los animales en tres meses. 

Del total de animales en gestación, se proyecta que el 26% de las crías sean hembras; por la mejora genética, las crías serán más productivas que sus madres con 423 litros de leche en promedio. Como resultado final estas crías producirán 63.267 litros de leche. La suma de la producción de los animales preñados más la de las futuras crías da como resultado un ingreso de 71.932,46  dólares por el trabajo realizado en la mejora genética. 

José Jiménez, capacitador del programa, señaló “el aspecto más importante es la disciplina, básicamente lo que hicimos es estudiar la zona, identificar las mejores técnicas y capacitar a los productores en lo que deben hacer a diario para obtener mejores resultados con sus animales. Les invitamos a que produzcan más y de mejor calidad, agradecemos el compromiso y la disciplina de los productores porque es gracias a su trabajo que ahora tenemos buenos sultados.” 

Resultados generales

Se proyecta que gracias al proceso de capacitación, asistencia técnica en finca, mejora de pradera y mejora genética para el 2018 se verá un crecimiento del 28% en la productividad, mientras que el porcentaje de crecimiento entre el inicio del proyecto en el 2015 hasta los resultados totales que se verán en el 2020 el crecimiento productivo será del 78%. 

“Después de la presentación de resultados, los productores se sienten convencidos y motivados para seguir trabajando [d3] porque si bien se hizo un proceso de capacitación y acompañamiento esto fue posible gracias al trabajo de los productores”, dijo Diego Mejía. 

Para incrementar el impacto en la zona se prevé seguir trabajando con técnicos de campo, dar a conocer estos resultados para motivar a otros productores y capacitarlos para mejorar su actividad productiva. (I)

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com