Lenín Moreno dice será el presidente del diálogo y garantizará libertad de expresión

Imprimir
Categoría: Política
Fecha de publicación

El diálogo será el estilo que marque al nuevo presidente del Ecuador, Lenín Moreno. Así lo confesó durante su investidura como Primer Mandatario, en la Asamblea Nacional. Dijo que en su gobierno garantizará a libertad de expresión, luchará contra la corrupción, ejecutará cambios para mejorar e incluirá a todos los sectores y ciudadanos en las decisiones que tome.

 

Se calificó como un conversador apegado a las conclusiones, por lo que no hará el enlace semanal, sino que buscará otras formas de comunicar.

Pero, no solo se refirió a los compromisos que asume, sino también de la corresponsabilidad que deben asumir todos. Dijo que espera la alegría y humor que nos caracteriza, el orgullo de ser ecuatorianos, jóvenes con sueños infinitos, un sector productivo consciente de sus deberes y obligaciones, funcionarios públicos que brinden servicios de calidad y con calidez, una fuerza pública que trabaje por el bien común. Hizo un llamado a hablar bien del país.

“Quienes han trabajado conmigo conocen que siempre, en toda ocasión, y ante cualquier duda, acudo al diálogo y busco el consenso”, afirmo el Jefe de Estado. Manifestó que la verdad absoluta es inalcanzable y que siempre es mejor apelar a la racionalidad múltiple. Aseguró que ha reconocido que la crítica constructiva y la oposición respetuosa le han permitido contar con asesores ad honorem de gran ayuda. “Ese es mi estilo: dialogar, no debatir”; el debate solo satisface el ego, no intenta encontrar soluciones, explicó.

En cambio, ratificó que en el diálogo se aportan conceptos de manera mutua y que este mecanismo es el camino para incluir la diversidad y entenderla. Ratificó que englobará a las opiniones contrarias. Incluso, contó que se ha reunido con colectivos de varias tendencias y que en su plan de gobierno ya se han incorporado sugerencias. Recordó que invitó al evento de posesión del mando a todos los candidatos de las últimas elecciones. Hasta la Asamblea llegaron algunos personajes como el ex presidenciable Patricio Zuquilanda, el alcalde de Quito Mauricio Rodas y el coronel César Carrión, entre otras figuras públicas calificadas como de oposición.

 

Sin embargo, advirtió que no puede haber diálogo sin libertad de expresión, pero que esta debe evidenciarse con unos medios cuyos contenidos tengan calidad y altura. “La relación con los medios de comunicación será fresca, fluida y dialogante”, expresó.

Explicó que para concretar el diálogo se requiere de liderazgo y que él tiene su propio estilo. “No tengo inclinación académica más bien soy un conversador apegado a las conclusiones, voy pronto a la síntesis y al resumen, por eso no haré el enlace semanal”, “pero, como ordena la Constitución, mantendré informada a la ciudadanía veraz y oportunamente sobre la gestión gubernamental”, acotó.

En cuanto a su estilo también comentó que prefiere sistemas como el de algunos países europeos, en donde la figura del presidente pasa casi inadvertida. Todo parece funcionar bien de esa manera, porque cada uno hace lo que le compete, y lo hace bien. “Lao Tse decía que para estar delante del pueblo, uno debe ir, siempre, detrás del pueblo”, señaló.

Aseguró que en su gobierno no hará nada sobre los ciudadanos, sin los ciudadanos. No habrá política ni propuesta de ley sin dialogar previamente con las organizaciones de la sociedad civil. No aprobaremos ni vetaremos códigos o leyes sin dialogar con los directamente involucrados, resaltó.

Sobre la corrupción prometió que la lucha será implacable y que practicará una cirugía mayor a la corrupción de antes, la de ahora y la que podría venir; la de adentro y la de afuera. Convocó a todas las autoridades de control a que, junto con la ciudadanía, y con el apoyo de la organización de Naciones Unidas constituyan un frente nacional para combatir la corrupción.

El Presidente no solo explicó sobre sus compromisos. Aseveró que así como el diálogo es un ejercicio de ida y vuelta, la corresponsabilidad exige un compromiso de todos también. Ya es hora de dejar de actuar como víctimas, es hora de hacer algo para cambiar la realidad, subrayó.

Agregó que aspira contar con jóvenes con sueños infinitos, cuya principal preocupación sea estudiar cada día más y prepararse; funcionarios públicos conscientes del honor que significa poder servir a sus compatriotas con calidad y calidez; funcionarios internacionales que sientan orgullo por representarnos fuera de nuestras fronteras; una fuerza pública que trabaje por el bien común en la protección de la ciudadanía; ciudadanos uniformados unidos a las causas nacionales; medios de comunicación responsables con el país; periodistas y columnistas íntegros que exijan justicia, no venganza; dirigentes gremiales y políticos, que piensen en las necesidades que tiene nuestro país. (I)

Fuente: Asamblea Nacional/Infórmate y Punto

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com