Seis hechos acerca del debate sobre la evolución en el “Día de Charles Darwin”

Imprimir
Sociedad
12-02-2017 | 22:44

Charles Darwin / Foto: Wikimedia Commons

Este domingo se cumplen 208 años del nacimiento de Charles Darwin, el científico conocido mundialmente por su teoría de la evolución a través de la selección natural, es decir, el proceso de transformación de las especies a través de cambios producidos en sucesivas generaciones. El trabajo de Darwin, que se hizo público en 1859, es hoy aceptado por prácticamente todos los científicos.

 

El P. Jorge Loring, en su libro Para Salvarte, explica que la teoría de que Dios se sirvió del cuerpo de un mono para hacer al primer hombre se llama teoría de la evolución y que si bien “el cuerpo puede venir por evolución; el alma no”, puesto “que es espiritual”.

“Hay muchos teólogos católicos que defienden esta teoría, que no está condenada por la Iglesia. Desde la fe y la filosofía no hay inconveniente en admitir la teoría de la evolución”, añadió.

Por su parte, el P. Mariano Artigas, doctor en filosofía, física y teología, advierte en su libro Las fronteras del evolucionismo, que el hecho de la evolución “es una hipótesis y no algo científicamente indiscutible. Se afirma, pero no se prueba”.

En 1950 el Papa Pío XII afirmó en la encíclica Humani generis sobre la evolución, que “el Magisterio de la Iglesia no prohíbe el que –según el estado actual de las ciencias y la teología– en las investigaciones y disputas, entre los hombres más competentes de ambos campos, sea objeto de estudio la doctrina del evolucionismo, en cuanto busca el origen del cuerpo humano en una materia viva preexistente –pero la fe católica manda defender que las almas son creadas inmediatamente por Dios–”.

El mismo Darwin al final de su libro Origen de las Especies escribió que “es grandioso el espectáculo de las fuerzas variadas de la vida que Dios infundió en los seres creados haciéndoles desarrollarse en formas cada vez más bellas y admirables”.

Para marcar la ocasión, al que algunos llaman el Día de Darwin, Pew Research Center presenta 6 hechos sobre las opiniones del público en torno a la evolución, así como otros aspectos del debate en los Estados Unidos y otros países:

1. Solo una minoría de estadounidenses aceptan completamente la evolución a través de la selección natural

Según el estudio Religious Landscape Study, aproximadamente 6 de cada 10 adultos estadounidenses (62%) dicen que los seres humanos han evolucionado con el tiempo. Pero solo un poco más de la mitad de ellos (33% de todos los estadounidenses) expresan la creencia de que los seres humanos y otros seres vivos evolucionaron exclusivamente debido a los procesos naturales.

Un cuarto de los adultos estadounidenses (25%) dicen que la evolución fue guiada por un ser supremo.

La misma encuesta encontró que el 34% de los estadounidenses rechazan completamente la evolución, diciendo que los seres humanos y otros seres vivos han existido en su forma actual desde el principio de los tiempos.

2. Gran mayoría de científicos creen que los seres humanos evolucionaron con el tiempo

De acuerdo a una encuesta del 2014 sobre ciencia y sociedad, mientras que el 98% de los científicos pertenecientes a la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia dicen que creen que los seres humanos evolucionaron con el tiempo, solo dos tercios (66%) de los estadounidenses en general perciben que los científicos estén de acuerdo sobre la evolución.

El público en general que rechaza la evolución está dividido en cuanto a si existe un consenso científico sobre el tema: 47% dice que los científicos están de acuerdo con la evolución y el 46% dice que no.

3. Una serie de decisiones judiciales han prohibido la enseñanza del creacionismo o el diseño inteligente en las escuelas públicas

A pesar de los esfuerzos realizados en muchos estados y localidades estadounidenses para prohibir la enseñanza de la evolución en las escuelas públicas o enseñar alternativas a la evolución, los tribunales en las últimas décadas han rechazado sistemáticamente los planes de estudio de las escuelas públicas que se desvían de la teoría evolutiva.

En el caso Edwards v. Aguillard (1987), por ejemplo, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó que una ley de Luisiana que obligaba a los estudiantes de escuelas públicas a aprender tanto la evolución como la "ciencia de la creación" violaba la prohibición constitucional de establecimiento de la religión.

4. De todos los grupos religiosos más importantes de Estados Unidos, los protestantes están entre los más propensos a rechazar la evolución

Según el estudio Religious Landscape Study, una sólida mayoría (57%) de los evangélicos dicen que los seres humanos y otros seres vivientes siempre han existido en su forma actual.

Estas opiniones se reflejan en gran medida en las posiciones de las grandes iglesias evangélicas, así como, en muchos casos, en la mayoría de sus miembros.

5. La mayoría de estadounidenses dice que la ciencia y la religión están a menudo en conflicto

Según una encuesta del 2015, la mayoría de los estadounidenses (59%) dicen que la ciencia y la religión están a menudo en conflicto, pero aquellos que son más practicantes de su religión son menos propensos que otros a ver este choque.

Entre los que asisten a la iglesia al menos una vez a la semana, la mitad (50%) considera que la religión y la ciencia están en conflicto, en comparación con casi las tres cuartas partes (73%) de quienes rara vez o nunca asisten a la iglesia.

Al mismo tiempo, la mayoría de la gente (68%) dice que sus propias creencias religiosas personales no chocan con la doctrina científica aceptada.

6. Comparado con Estados Unidos, porcentajes mayores de personas en otros países rechazan la evolución

Por ejemplo, en América Latina aproximadamente 4 de cada 10 habitantes de varios países –incluyendo Ecuador, Nicaragua y República Dominicana– dicen que los seres humanos y otros seres vivos siempre han existido en su forma actual.

Esto es cierto aun cuando las enseñanzas oficiales del catolicismo, que es la religión mayoritaria en la región, no rechaza la evolución. Mientras tanto, los musulmanes en muchas naciones están divididos sobre el tema, aunque la mayoría de los musulmanes en países como Afganistán, Indonesia e Irak rechazan la evolución.”. (I)

Fuente: ACI Prensa/Infórmate y Punto

Diseño y Hosting: www.kalfukura.com