Seleccionar página

El Registro de Gastos como herramienta fundamental en épocas de COVID 19

El Registro de Gastos como herramienta fundamental en épocas de COVID 19

Cuando llegó el Covid 19 no nos imaginábamos, que después de ya cerca de dos meses cumpliendo cuarentena, tendríamos tanta incertidumbre en la parte financiera de nuestros hogares.

Los anuncios del gobierno, más las noticias diarias de empresas despidiendo personal o peor aun cerrando locales hacen la necesidad de conocer herramientas que nos permitan llevar de mejor manera nuestras finanzas personales.

Por este motivo una herramienta muy válida para controlar nuestro presupuesto de gasto mensual, desde la perspectiva de las finanzas personales, es el registro de gastos.

Y aunque usted no lo crea, es algo muy sencillo, sin embargo muy pocas familias lo manejan en sus hogares; todo se resume en cuatro columnas básicas, de ahí cualquier información adicional que crea que puede colocarse es parte de su necesidad e inventiva.

Las tres primeras columnas son muy simples, la primera es la fecha, que básicamente me sirve para tener claro el día que hice el gasto y si logramos mantener la disciplina de llevar la información puede ayudarme a definir patrones de consumo, por ejemplo la luz pago el 5 de mes siempre, por lo que debo tener el dinero disponible para esa fecha.

De ahí viene la columna de gasto o compra en donde describimos el producto o servicio que compramos como tal, es decir, si compramos paracetamol colocamos en esta descripción paracetamol, es necesario que coloquemos así la información para tener en el tiempo el detalle de lo que hemos comprado.

Siguiendo con el archivo llega la columna del monto, en la misma vamos apuntar el valor que hemos gastado, importantísimo que coloquemos todo el valor, es decir si hice una compra a domicilio de restaurante y coloqué una propina, el reconocimiento de la compra sería incluida la propina.

Y por último debemos colocar la cuarta columna y definitivamente la más importante, esta se conoce como rubro, para el ejemplo anterior del paracetamol esta columna se llamaría medicinas. Lo importante de esta columna está en que el rubro es el nombre que voy a dar a gastos similares, es decir, por ejemplo, la gasolina, la matrícula, el mantenimiento del vehículo y el seguro sería correcto ponerle el nombre transporte o movilización; sin embargo una multa de tránsito ya no es parte de mi transporte, muy probablemente el rubro debería llamarse multas.

Fecha Compra Monto Rubro
4/5/2020 Sánduches  $            5.50 Alimentación (gusto)
8/5/2020 Vegetales y frutas  $          12.00 Alimentación
9/5/2020 Gasolina  $          10.00 Transporte
10/5/2020 Flores  $            5.00 Regalo

 

Lo más importante al terminar el cuadro es hacer un análisis frecuente de lo que estoy gastando, por ejemplo analicemos cada rubro del ejemplo:

1. – Alimentación (gusto): delicioso pedir unos sánduches a casa, sin embargo, si lo analizamos detenidamente, esta alimentación es un gusto, en consecuencia no es un gasto necesario.

2.- Alimentación: compramos vegetales y frutas, definitivamente algo que es necesario en nuestra dieta diaria y no deberíamos dejar de consumir.

3.- Transporte: una actividad necesaria para poder movilizarnos y hacer nuestras actividades diarias

4.-Regalo: definitivamente un gusto que lo deberíamos hacer siempre y cuando tengamos los recursos disponibles, es decir deberíamos evitarlos si el pago es creando una deuda.

Al final, en este corto ejemplo, la magia se da el momento que sumamos los gastos que no son necesarios, en este caso la alimentación (gusto) y el regalo suma 10.50; si estos valores se repiten en una semana en cosas que no son necesarias, en un mes destinaría 42 usd en compras que se pueden eliminar y tendríamos un valor que nos serviría para ahorrar o destinar en gastos que son necesarios.

Definitivamente hoy los ahorros que encuentre dentro de su presupuesto mensual, utilizando una herramienta tan simple como el registro de gastos, pueden ser considerados como agua en el desierto para muchos de nosotros.

Galo Sánchez León
Ingeniero Comercial
Profesor de Finanzas de la Universidad Católica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *