Pablo Flores, Gerente General EP PETROECUADOR, realizó un recorrido técnico y supervisó los trabajos de restauración ambiental en las riberas del río Coca, tras la rotura del SOTE el pasado 07 de abril.

El primer punto fue la comunidad Sardinas, en las riberas del río Coca. Aquí el Gerente General de EP PETROECUADOR constató que 45 comuneros fueron contratados para labores de remediación, dinamizando la economía de la zona.

También recorrió Puerto Maderos, donde trabajan 150 personas, aproximadamente, las cuales están divididas en diferentes puntos donde se determinaron rastros de hidrocarburos.

Las principales acciones que se realizan son el desbroce de maleza contaminada, limpieza de piedras y raspado de suelos, para eliminar rastros de hidrocarburos.

EP PETROECUADOR y OCP Ecuador contrataron a tres empresas especializadas para realizar tareas de remediación ambiental en 229 puntos focales en los ríos Quijos, Coca y Napo, tras rotura del SOTE y OCP, debido a causas naturales.

En 27 puntos ya concluyeron las tareas de remediación, mientras que en otros 52 todavía se mantienen las acciones de desbroce y recolección de material contaminado.

Pablo Flores, Gerente General, dialogó con representantes de la parroquia San Sebastián, para conocer sus observaciones al proceso de remediación y cuáles son las recomendaciones a implementarse en los trabajos de campo.

Finalmente, el Gerente General EP PETROECUADOR enfatizó que la empresa pública no se retirará de las zonas afectadas hasta que las labores de remediación ambiental concluyan y que el Ministerio del Ambiente verifique que los trabajos se realizaron bajo normas ambientales.