Jorge Wated, presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, de manera virtual, indicó que trabajan con el Ministerio de Finanzas para que el Estado pueda ponerse al día con el pago del 40 % al IESS. Así lo anunció en la Comisión del Derecho a la Salud de la Asamblea Nacional.

Así mismo, expresó que se busca encontrar mecanismos para el apalancamiento del BIESS que tiene en activos más de 22 mil millones de dólares y que se pueden realizar titularizaciones de flujo que permitirá más recursos para ampliar su porcentaje de ganancia y fortalecer su sostenibilidad.

Explicó que un estudio actuarial determina un IESS con sostenibilidad hasta el 2035, por lo que se realizará un trabajo profundo con el frente financiero que permita ampliar ese tiempo de sostenibilidad. Por otro lado, manifestó que se está pensando en una reestructura total del funcionamiento del Instituto con reformas estructurales.

Dijo que le preocupa la corrupción ocurrida en el IESS y que se están tomando las medidas para frenar este tipo de abusos que permitirán darle mayor sostenibilidad económica a la institución.

La autoridad precisó que la pandemia definitivamente golpeó sus ingresos en virtud de que son más de 150 mil trabajadores que han sido desafiliados, generando una disminución de alrededor de 30 millones de dólares en ingresos, a ello se suman otros valores porque algunas empresas no están pagando al día, lo cual genera una brecha entre ingresos y egresos que hay que resolver.

Con este fin, dijo que se elaboró un plan de pago y un programa para generar mayores afiliaciones, pero sobre todo un trabajo para optimizar gastos en aspectos que no son de emergencia y que podrían esperar, por un monto de 600 millones de dólares.

De igual manera, el funcionario del IESS afirmó que desde la administración anterior, el Comité de Ética realizó una auditoría interna a 156 denuncias de irregularidades en compras con sobreprecio, en el estado de emergencia por Covid-19, que fueron remitidas tanto a la Contraloría como a la Fiscalía para su respectiva investigación.

Así respondió a varias inquietudes de los parlamentarios, respecto de presuntas irregularidades, de dispositivos, insumos médicos y medicamentos en los hospitales y casas de salud que pertenecen a la seguridad social.

Wated dijo que la institución realizó un análisis previo y un post sobre cómo se hicieron las compras de los insumos médicos y medicamentos. Se resolvió retirar a los funcionarios que incurrieron en actos de corrupción, identificar a las empresas que vendieron con sobreprecio y que no se pague a los contratos que están con observación (25).

Además, sostuvo que para surtir a los hospitales públicos de insumos necesarios para enfrentar la pandemia, se compró insumos médicos a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y a la Organización Mundial de Salud (OMS), con ahorro para el país.

En la comparecencia, los parlamentarios denunciaron la falta de medicamentos e insumos, no solo para el tratamiento de Covid 19, sino para otras enfermedades, que es una tónica a nivel nacional en los centros de salud pública.

Al dar respuesta a este particular, Jorge Wated señaló que en los próximos meses, conforme lo anunció el Presidente de la República se hará un concurso nacional e internacional para realizar una compra masiva única, entre el Ministerio de Salud Pública y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, para surtir de insumos y medicamentos a todos los hospitales públicos, no solo dentro del cuadro básico sino conectado a un sistema logístico, en virtud de que otro problema a ser resuelto es el control de las bodegas, ya que en algunos casos se pierden los medicamentos o en otros se caducan.

Hasta el momento no se ha dado un solución integral a estas anomalías, por ello, se propone una compra unificada y en la misma implementar un operador logístico que permita el control de las bodegas de los hospitales, de forma independiente. Las farmacias de los hospitales contarán con medicamentos a la mano, pero a la vez se realizará un control de inventarios.

Además, el funcionario indicó que en caso de no disponer de algún medicamento, porque el proveedor no cumplió con la entrega a la fecha, el usuario podrá ir a cualquier farmacia del país a retirarlo y se establecerá una sanción y multa al operador logístico que tenía que enviar el medicamento. Indicó que cualquier denuncia será bienvenida para ir tomando los correctivos del caso.

En cuanto a la pandemia, señaló que el IESS atendió el 70 % de casos por Covid-19 y precisó que este virus no tiene tratamiento específico porque hasta el momento sigue siendo experimental.

Comparecencia Defensor del Pueblo

En otro orden, la Comisión del Derecho a la Salud escuchó a Freddy Carrión, defensor del Pueblo quien indicó las gestiones que realiza en defensa de los ecuatorianos para que reciban atención de calidad en las instituciones públicas de salud.

Señaló que en un recorrido a nivel nacional constató contradicción de datos sobre fallecimientos y atenciones médicas, generando alarma y confusión social, por ello solicitó al Ministerio de Salud y al COE nacional información veraz y contrastada con niveles de transparencia.

Denunció que por la pandemia se registró hechos de corrupción en la adquisición de pruebas rápidas e insumos médicos de bioseguridad, que tampoco fueron distribuidos a los centros de salud, así como la limitación y adecuado servicio de atención médica, no solo por Covid-19 sino por otras enfermedades, razón por la cual ofició a las instituciones respectivas se garantice el derecho a la salud de la población en general.