Se trata del primer índice que mide el uso de soluciones digitales en el sector público y el grado de madurez de los emprendimientos innovadores que aportan valor a la gestión de los gobierno. España, Portugal, Chile, Brasil, México, Uruguay y Colombia encabezan el ranking.

CAF -banco de desarrollo de América Latina- y Oxford Insights publican el primer Índice GovTech de Iberoamérica, un indicador que analiza la integración de los ecosistemas emprendedores de base tecnológica vinculados a la gestión pública de los gobiernos, y que mide el grado de madurez de los ecosistemas govtech, el dinamismo de los mercados de startups y mimypes digitales con vocación publica y el grado de innovación de las instituciones públicas.

El Índice, presentado en el estudio Índice GovTech 2020: Potenciando de los ecosistemas govtech en Iberoamérica, toma como referencia tres variables –startups digitales, políticas gubernamentales y sistema de adquisiciones-, y concluye que los países iberoamericanos necesitan aplicar más masiva y eficientemente las nuevas soluciones digitales basadas en datos para ofrecer mejores servicios a los ciudadanos y ponerlos en el centro de su gestión.

A pesar de la heterogeneidad de la región, el Índice GovTech 2020 sugiere que los países más digitalizados están mejor posicionados para aprovechar los ecosistemas govtech. Las ciudades tienen un mayor potencial para aprovechar estas nuevas tendencias, dado el dinamismo de las startups digitales tradicionales y las políticas de fomento del emprendimiento digital, como se ha visto en ciudades como Buenos Aires, Ciudad de México y Sao Paulo.

 El ranking del Índice GovTech 2020 por país lo lidera España con una puntuación de 6,6 sobre 10, seguido de Portugal (6,2), Chile (5,3), Brasil (5,2), México (5,2), Uruguay (5,1) y Colombia (5), Argentina (4,1), Costa Rica (4), Perú (4), Panamá (3,9), República Dominicana (3,7), Bolivia (3,6), Ecuador (3,6), Paraguay (3,4), Venezuela (2,3). 

A nivel de ciudades, el Índice destaca el ejemplo de Guadalajara, México, que a través de Visor Urbano está facilitando el procesamiento de licencias para proyectos comerciales o de construcción completamente en la web, mientras ayuda a los ciudadanos a obtener información sobre el desarrollo urbano de Guadalajara. También se constata el caso de éxito de los municipios de La Rioja, Alta Gracia y Rosario, en Argentina, donde MuniDigital ofrece un sistema de datos basado en la nube y en tiempo real que permite a los ciudadanos enviar alertas, presentar quejas y obtener noticias sobre los desarrollos recientes en su municipio. Por último, Teresina, en Brasil, está utilizando tecnología de blockchain e inteligencia artificial para lograr un sistema de transporte público más eficiente mediante la digitalización de los datos de los pasajeros.

“La recomendación más importante del Índice GovTech 2020 es el enorme potencial y el creciente dinamismo de estas startups digitales que tienen vocacion pública y quieren mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Las govtech proponen nuevas alianzas público-privadas para acelerar la transformación digital de las administraciones públicas. Su contribución será clave para la recuperación de la crisis del COVID-19, que estará marcada por la aceleración de la transformación digital del Estado”, explica Carlos Santiso, director de la Dirección de Innovación Digital del Estado de CAF.

Dado que los ecosistemas GovTech surgieron recientemente, y considerando la aceleración de la transformación digital de los gobiernos en respuesta a la crisis del COVID-19, el estudio prevé que en los próximos años registren un aumento considerable, ya que existe un crecciente apetito por parte de los gobiernos de mejorar sus gestiones tradicionales a través de nuevas soluciones digitales. Aunque América Latina, España y Portugal han mejorado en la incorporación de estrategias digitales, solo unos pocos países reconocen en sus políticas públicas la trascendencia de las govtechs.

Startups digitales, políticas gubernamentales y sistemas de adquisiciones

En promedio, el pilar de las startups y mipymes digitales es el que peores resultados obtiene: 3,42 puntos, en contraste con los 4,62 obtenidos por el de políticas gubernamentales y los 5,45 del sistema de adquisiciones. Esto se debe a la poca oferta de capital de riesgo, imprescindible para la financiación y el escalamiento de las startups govtech, y a que la mayoría de países cuentan con un pequeño número de startups que trabajan en el espacio govtech. Según el informe, muchos inversores ven arriesgado trabajar con entidades públicas y poco probable obtener recompensas significativas.

Pero también hay excepciones. Las startups españolas, por ejemplo, han experimentado un rápido desarrollo en la última década, con una inversión que creció un 45% en 2017, pasando de 207 millones de euros en 2013 a 780 millones de euros. Este es uno de los motivos por los que España lidera el Índice GovTech 2020.

A nivel de política pública, muchos gobiernos reconocen cada vez más la importancia de las soluciones digitales, el poder de los datos, y el potencial de la innovación en el sector público, desarrollando estrategias de transformación digital e inteligencia artificial, tal es el caso de Uruguay con su programa “Agenda Digital 2020” para fomentar la tecnología innovadora en el país, incluido el sector público; o en Portugal a través del concurso “GovTech para la Humanidad” con un fondo de apoyo a las startups con propuestas que contribuyan a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030.

En cuanto al sistema de adquisiciones, el índice señala que para mejorar la capacidad de los gobiernos para trabajar con las startups govtech se debe reforzar la cultura que rodea sus prácticas de adquisición para promover la innovación en el sector público. Un ejemplo es el sistema de adquisiciones de Chile. Desde el establecimiento de su sistema de adquisición electrónica ChileCompra, el país ha logrado establecer una plataforma que se ha convertido en un ejemplo para la región. Esto ha beneficiado especialmente a las mipymes, que han visto aumentar el número de contratos (en valor) adjudicados de 24% a 44% entre 2003 y 2015.

Existen varios factores que limitan las oportunidades para que las startups de govtech obtengan contratos públicos, como el nivel de habilidades digitales dentro del gobierno, la percepción de que las startups son demasiado riesgosas para convertirse en socios confiables, y la existencia de relaciones establecidas con grandes empresas de tecnología que dificultan a las startups govtech obtener contratos con el gobierno.

Dado que los ecosistemas GovTech surgieron recientemente, y considerando la aceleración de la transformación digital de los gobiernos en respuesta a la crisis del COVID-19, el estudio prevé que en los próximos años registren un aumento considerable, ya que existe un crecciente apetito por parte de los gobiernos de mejorar sus gestiones tradicionales a través de nuevas soluciones digitales. Aunque América Latina, España y Portugal han mejorado en la incorporación de estrategias digitales, solo unos pocos países reconocen en sus políticas públicas la trascendencia de las govtechs. 

Recomendaciones para fomentar los ecosistemas govtech

A partir del análisis regional y por país, el Índice GovTech 2020 recomienda las siguientes acciones para potenciar los ecosistemas GovTech en Iberoamérica: 

  • Promover el diálogo regional y el intercambio de buenas prácticas a través de una cumbre govtech anual donde empresas govtech, gobiernos e inversores puedan reunirse e interactuar.
  • Desde el sector público, articular y desplegar estrategias nacionales para el fomento de los ecosistemas govtech como eje integral de las estrategias de transformación digital de los gobiernos de la región.
  • Establecer programas de retos públicos govtech y fondos de fomento de los ecosistemas govtech, en el marco de las políticas de promoción de la innovación pública.
  • Promover iniciativas de datos abiertos e invertir en infraestructura de datos para fomentar el re-uso de los datos públicos
  • Establecer objetivos específicos para la adquisición de tecnología gubernamental a través de mipymes y startups digitales.
  • Profundizar los esfuerzos de flexibilización de la compra publica para la innovación digital y actualizar las leyes de adquisiciones para que sean más amigables con las mipymes.
  • Invertir en iniciativas de contratación abierta para aumentar la confianza, transparencia y responsabilidad dentro de los procesos de adquisición.
  • Desde el sector privado, establecer incubadoras específicas para govtechs para apuntar al capital de riesgo e integrar verticales govtechs en fondos de inversión para emprendimiento digital. 

Sistema de medición del Índice Govtech 2020

El Índice GovTech 2020 contiene 28 indicadores y 7 dimensiones, que en conjunto formaron los 3 pilares del ecosistema GovTech: industria de las startups, las políticas gubernamentales y los sistemas de adquisición. 

La mayoría de estos indicadores se crearon utilizando datos públicos e índices existentes, como los del Foro Económico Mundial o el Banco Mundial. Para algunos indicadores se realizaron investigaciones para crear una puntuación cuantitativa. Por ejemplo, para calificar los marcos de adquisiciones de cada país, se analizaron las leyes de adquisiciones nacionales. Finalmente, se desarrolló una investigación que involucró a expertos líderes de GovTech en Iberoamérica y el resto del mundo. Su aporte fue clave para crear un índice que refleje el ecosistema en su totalidad. 

Los análisis por país se llevaron a cabo mediante la participación de expertos locales de los gobiernos, como ministerios de TIC, digitalización y comunicaciones; startups govtech de la region, y consultores especializados con los que CAF está trabajando en el sector. 

En respuesta a la crisis del COVID-19, y en línea con la dinamización de los ecosistemas govtech de la región, CAF lanzó un programa especial de inversión en emprendimientos digitales que invertirá en startup digitales. En su primera ronda, se postularon mas de 50 startups govtech iberoamericanas.