Redacción: Infórmate y Punto

La aprobación es un hecho histórico que acogió el clamor de familiares y víctimas de violaciones sexuales y de organizaciones sociales que por muchos años han clamado justicia por estos hechos que conmueven diariamente a la sociedad colombiana.

En septiembre de 2019, la organización Alianza por la Niñez Colombiana reportó que entre 2015 y junio de 2019 se han registrado 91.982 casos de violencia sexual en contra de niños, niñas y adolescentes en ese país, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

“Los datos indican que en 2015 se presentaron 19.181 casos, para un total de 53 diarios; en 2016 fueron 18.416 (50 por día); mientras que en 2017 subieron a 20.663 casos (57 al día). El año pasado los casos llegaron a 22.788, para un total de 62 registros diarios, y a junio del año en curso ya iban 10.934, es decir, un promedio de 61 casos por día, lo que señala que al final de 2019, ese número podría estar entre los más altos de los últimos cinco años” informó la organización.

Aunque los debates no fueron fáciles y las voces de oposición a la medida se elevaron en el Senado y en la ciudadanía, la noche de este jueves se aprobó la reforma al artículo 34 de la Constitución para que se habilite la pena de la cadena perpetua en contra de los violadores de menores.

“De manera excepcional cuando un niño, niña o adolescente sea víctima de las conductas de homicidio en modalidad dolosa, acceso carnal que implique violencia o esté en incapacidad de resistir, se podrá imponer como sanción hasta la pena de prisión perpetua”, establece el nuevo texto constitucional.