• Municipio se preocupa por los médicos y enfermeras que trabajan en primera línea
  • Son 485 personas que trabajan en emergencia, anestesia, neumología, medicina externa y terapia intensiva

El Municipio de Quito continúa realizando las pruebas PCR a las personas más vulnerables de la ciudad. En esta ocasión se tomó muestras a médicos y enfermeras que trabajan en primera línea y en el hospital Eugenio Espejo.

Son 485 personas que laboran en emergencia, anestesia, neumología, medicina externa y terapia intensiva.

Mercedes Almagro, gerente general del Hospital Eugenio Espejo, dijo que anteriormente hicieron pruebas rápidas a todo el personal y algunos casos positivos han sido aislados.

«Esta ayuda del Municipio es para que nuestro personal se sienta seguro y protegido y siga trabajando con la misma entrega y desinterés. Este hospital es emblemático y de especialidades porque no solo atiende enfermos de covid-19 sino pacientes de código rojo con problemas neuroquirúrgicos y cardiacos. Además, no ha parado la consulta externa y ahora se da el servicio de telemedicina. Hay que proteger al personal que por ser médico no deja de ser vulnerable», señaló Almagro.

Por su parte, el Alcalde Dr. Jorge Yunda Machado realizó una visita al sitio para verificar la obtención de las muestras al personal médico. «Estamos nosotros haciendo pruebas al personal sanitario en un hospital que atiende a miles de pacientes que tienen covid. Se necesita saber si el médico o la enfermera tiene el virus para tomar las medidas de aislamiento. Las pruebas continuarán realizándose por todo el Distrito porque es la única forma de mantenernos en color amarillo, vigilando qué pasa con el virus y tomar decisiones inmediatas», explicó Yunda.

Ana Crespo, responsable de enfermería en el servicio de emergencias, dijo que su trabajo es fundamental para organizar los servicios de prendas de protección y todos los implementos de bioseguridad que requiere su trabajo.

«Agradezco al Municipio que se preocupe por nuestro personal por la seguridad y salud de nosotros, nuestros pacientes y nuestras propias familias, les agradezco de todo corazón», sentenció Crespo.