Schlumberger, líder mundial en servicios petroleros integrales, anunció sus primeros pasos en la estrategia de transición energética que visualiza nuevas formas de desarrollo energético mirando contextos como el calentamiento global.

El anuncio se hizo en la Conferencia de Energía de JPMorgan – 2020 Energy, Power & Renewables Conference-, donde Olivier Le Peuch, CEO de Schlumberger, habló por primera vez en público sobre cómo la mayor empresa de servicios petroleros del mundo planea participar en la transición energética.

«Reconocemos que el futuro de Schlumberger se expandirá más allá del petróleo y el gas con la transición energética y, en consecuencia, estamos posicionando a la compañía para oportunidades de crecimiento significativas a largo plazo», dijo Le Peuch.

El bufete estadounidense CMS con base a información de la Agencia Internacional de Energía ha considerado que la industria hidrocarburífera mundial, en el escenario de una transición energética y para enfrentar la demanda de energía futura, podría invertir alrededor de USD 209 mil millones al 2030, pasando del 3% al 10% de los presupuestos de gasto de capital, esto si aumentan las políticas enfocadas a reducir los efectos del calentamiento global.

Olivier Le Peuch, CEO de Schlumberger, durante la Conferencia de JPMorgan describió múltiples nuevas tecnologías y líneas de negocios centradas en la geotermia, la captura de carbono y el almacenamiento de energía basado en hidrógeno, que según Le Peuch muestra un «enfoque diferenciado para participar en la economía baja en carbono».

Munir Hassan, Jefe del Grupo de Energía de CMS, dijo que las grandes empresas de petróleo y gas entienden que necesitan transformar sus modelos de negocio como parte de un cambio global hacia un futuro más sostenible. Los escenarios energéticos futuros considerados suponen un cambio significativo en el enfoque durante la próxima década.

A principios de 2020, Schlumberger lanzó una división de New Energy, enfocada en la eficiencia energética y el almacenamiento de energía, dirigida a «mercados adyacentes» y «tecnologías innovadoras en verticales de energía más allá del petróleo y el gas».

Le Peuch destacó la creación de una nueva empresa, con sede en Francia, llamada Celsius Energy, que aspira a conectar edificios a fuentes de energía geotérmicas. Dijo que el negocio ha atraído el interés comercial de los municipios y gobiernos locales, operadores industriales y constructores inmobiliarios.

El segmento “New Energy” también lanzó una empresa de tecnología, con el nombre de Genvia, con el objetivo producir hidrógeno limpio, «un portador de energía versátil y un componente clave de la transición energética».  Le Peuch anunció el compromiso de Schlumberger a reducir las emisiones de efecto invernadero en un 30% para el 2025, asegurando ser la primera empresa de servicios en anunciar un objetivo de reducción de emisiones «basado en la ciencia».

La nueva estrategia es parte de los esfuerzos para reformar Schlumberger poniéndola como la compañía líder, que ha acelerado su transición energética, la cual generará un ahorro estimado de alrededor de $ 1.5 mil millones por año, con la aplicación de los cambios.