Con motivo del Día Mundial de los Refugiados, el Embajador de los Estados Unidos en el Ecuador, Michael J. Fitzpatrick, reafirmó el compromiso de su país para proteger y ayudar a los migrantes y refugiados en todo el mundo.

 Los Estados Unidos es el mayor país proveedor de asistencia humanitaria en todo el mundo, con más de $70 mil millones entregados en la última década para proporcionar comida, vivienda, atención médica y jurídica, medios de subsistencia, educación, y acceso a agua potable para las poblaciones desplazadas y vulnerables en todo el mundo.  

 A principios de esta semana durante una reunión en Manta con venezolanos, el Embajador Fitzpatrick dijo: “Los Estados Unidos está absolutamente comprometido con el pueblo venezolano, tanto con aquellos que están en su tierra natal como con aquellos que han sido forzados a huir por las condiciones extraordinariamente difíciles bajo el régimen ilegal de Maduro.

 Esta asistencia incluye más de $31.4 millones en nuevos fondos para proporcionar alimentos, servicios de emergencia, y programas para facilitar la integración a largo plazo de los venezolanos en el Ecuador, ayudando así al gobierno ecuatoriano a atender a estas poblaciones vulnerables.” El aplaudió el liderazgo y la solidaridad del Ecuador en proporcionar refugio seguro y servicios esenciales a los venezolanos, colombianos, y otros refugiados y migrantes.   

 Desde 2018, solo en el Ecuador, los Estados Unidos ha otorgado a través de organizaciones internacionales y no gubernamentales más de $105 millones en apoyo a venezolanos, colombianos y las comunidades de acogida aquí.  Los nuevos $31.4 millones en fondos, proporcionados por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), se implementarán a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Organización Internacional para las Migraciones, Unicef, el Programa Mundial de Alimentos y el Consejo Mundial de Cooperativas de Crédito. 

 Además de asistencia humanitaria, los Estados Unidos ha dado acogida a más de 3,3 millones de refugiados a nivel global para su reasentamiento permanente desde 1975, y continúa priorizando la admisión de aquellos que han sido perseguidos o tienen un temor fundado de persecución por motivos de raza, opinión política, nacionalidad, religión o membresía en un grupo social en particular. 

 Desde 2002, los Estados Unidos ha recibido a 3.235 refugiados desde el Ecuador para reasentamiento permanente, de los cuales 3.166 son colombianos, bajo el Programa de Admisión y Refugiados.