EP Petroecuador supervisa el cumplimiento de procedimientos y medidas de bioseguridad en 260 estaciones de servicios propias y afiliadas a la red.

Personal de Seguridad, Salud y Ambiente de la empresa pública realiza visitas técnicas permanentes a los centros de comercialización a escala nacional, con el fin de verificar los protocolos sanitarios que se implementan para salvaguardar la salud de la ciudadanía y del personal de despacho.

Entre los protocolos establecidos por la petrolera pública está el distanciamiento social obligatorio de dos metros, el uso de mascarillas N95, uso de gel cada vez que se efectúen los pagos y lavado de manos cada dos horas. Además, se colocaron envases para desechos biológicos con su señalética correspondiente y dispensadores de gel con alto contenido de alcohol.

Para la operación de descarga de combustibles, los autotanques tienen que ingresar con arresta llamas a los centros de distribución y apagar el motor, además como parte de la normativa vigente está el uso obligatorio de los equipos de protección (casco, gafas, guantes, mascarilla de vapores orgánicos, ropa de algodón, camisa manga larga, calzado de seguridad y arnés) tanto para el conductor como para el personal que realiza la descarga.

Estas supervisiones técnicas para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad se extenderán en todo el país, a través de un cronograma de visitas a las diferentes estaciones de servicio de EP Petroecuador a escala nacional. Al momento, la empresa pública cuenta con supervisores en cada provincia y se prevé que las inspecciones finalicen en aproximadamente tres semanas.