Foto: Ministerio de Cultura y Patrimonio Ecuador

De acuerdo al reporte del Registro Único de Artistas y Gestores Culturales, RUAC, 474 trabajadores de las artes musicales y sonoras de 136 agrupaciones fueron contratados de forma particular para brindar presentaciones artísticas por el Día del Padre.

Estos datos corresponden a todo el territorio nacional durante el sábado y domingo pasado. En promedio se contabilizaron 5 presentaciones por cada agrupación. 641 familias contrataron sus servicios. Pichincha abarca el 31,86% de las contrataciones, Guayas el 18,78%, Manabí el 10,13%, Azuay el 6,75%, entre otros.

Durante el ofrecimiento de sus espectáculos musicales, los artistas cumplieron con todas las medidas de bioseguridad: uso de mascarillas, distanciamiento físico con el resto de integrantes, salvoconductos de movilización, no más de ocho miembros por agrupación, shows en exteriores sin aglomeraciones por un tiempo máximo de 40 minutos, y, no se reportaron incidentes relacionados con estas serenatas.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional aprobó el protocolo propuesto por el Ministerio de Cultura y Patrimonio para que múltiples agrupaciones musicales puedan ofrecer serenatas en todo el país, en el contexto de la tradicional celebración a los padres de familia.

Estas acciones del Gobierno Nacional permiten la reactivación laboral y económica del sector cultural, enmarcadas en estricto cumplimiento de las medidas de bioseguridad, luego de meses de confinamiento por la emergencia sanitaria y teniendo como antecedente la acogida que tuvo la iniciativa por el Día de la Madre.

El domingo por la mañana, los vecinos de El Beaterio, barrio situado al sur de Quito, se organizaron para contratar al Mariachi los 7 Machos. Esta agrupación compartió su repertorio con todos los moradores, quienes desde sus terrazas, balcones y ventanas disfrutaron de un momento especial. Juan Enrique Tipán, representante del grupo musical, señaló: “la música permite alegrar a la gente que más queremos de una manera tradicional y apoyando a los artistas”.

Al centro norte de Quito, el Mariachi Sol y Luna llevó sus canciones con humor, alegría y esperanza para la familia Almagro. Los músicos agradecieron la oportunidad de entregar su talento, respetando las medidas de seguridad.

Por la tarde, en el sector de la Michelena, el Mariachi Son del Sur, desde la vereda, hizo bailar y disfrutar por cuarenta minutos a los integrantes de una familia.