Con el fin de ayudar a detectar posibles casos de COVID 19, la Prefectura de Santo Domingo de los Tsáchilas junto al Ministerio de Salud y el Gobierno Parroquial de Valle Hermoso, promueve la primera Brigada de Apoyo para evitar la propagación del virus en este sector de la provincia.

“La idea es poder identificar a los sintomáticos como asintomáticos”, señaló Marianella Sánchez, coordinador de Procesos Agregadores de Valor, precisando que el rol de los jóvenes brigadistas será levantar información que permita también conocer la situación económica de estas familias.

Para cumplir este rol, los 10 voluntarios recibieron de manos de la Prefecta Johana Núñez y del Viceprefecto Luis Lara kist de bioseguridad, para su protección y seguridad personal.

La Brigada de Apoyo es un plan piloto propuesto por la Prefectura y presentado al Ministerio de Salud, a fin de poder controlar la expansión del coronavirus, y que se espera poder replicar en todas las parroquias rurales de la provincia en los próximos días.

“Esto no lo puede hacer solo la Prefectura, tampoco el Ministerio de Salud ni la Junta Parroquial. Es el conjunto de estas instituciones las que aportarán en el tema de epidemiología en la parroquia”, aseguró Sánchez.

Para Wilson Carrasco, brigadista, su voluntad por servir a su parroquia lo motivó a ser parte de esta iniciativa y ayudar a todos los habitantes que así lo requieran mientras dure esta emergencia sanitaria.

“Quiero que Valle Hermoso no se contagie tanto”, manifestó por su parte Ricardo Carrasco, otro de los jóvenes voluntarios, que a pesar de su discapacidad decidió formar parte de esta Brigada para motivar a los habitantes de la parroquia a seguir siendo unidos y responsables.