Fotografía: Andres Alarcón

A partir de este 1 de julio, el sistema de semaforización presentará algunas modificaciones aprobadas por el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE). Los cambios pretenden desescalar el confinamiento y lograr la reactivación productiva del país para enfrentar el impacto económico provocado por la pandemia por el COVID-19. Solo en Quito se mantendrán algunas excepciones.

Las nuevas restricciones que rigen para el semáforo en Rojo son las siguientes:
  •  Horario de toque de queda: 18h00 a 05h00.
  •  Vehículos particulares y motos circularán dos días de lunes a viernes; mientras que sábado y domingo tienen prohibida la circulación.
  • Los taxis, el transporte mixto y de carga liviana, circularán de lunes a sábado según el último número de la placa (par o impar), y los domingos podrán brindar su servicio sin restricciones.
  • El transporte urbano circulará conforme a las restricciones establecidas por los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) municipales, cumpliendo el aforo y normas de bioseguridad; mientras que el transporte institucional transitará todos los días, sin restricción de placa y aplicando protocolos.
  • Se autorizan las consultas médicas externas de todas las especialidades; además, de las cirugías programadas y los programas de protección sanitaria y social a grupos vulnerables.
  • Se mantiene restringido el transporte interprovincial.
  • Las actividades laborales presenciales en los sectores públicos y privados, se reanudan al 30%.
  • Las actividades comerciales se reanudan con el 30% del aforo permitido en cada establecimiento.
  • Las reuniones sociales, públicas o privadas, se mantienen prohibidas.
  • Está autorizada la movilización para los abogados, con su credencial como habilitante.
Las nuevas restricciones que rigen para el semáforo en Amarillo son las siguientes:
  • El horario de toque de queda es de 23h00 a 05h00, a excepción de Quito, en donde se mantiene el horario de 21h00 a 05h00.
  • Los vehículos particulares podrán circular de lunes a sábado, según el último digito de placa (impares: lunes, miércoles y viernes; pares: martes, jueves y sábado). Los domingos 5 y 19 de julio transitarán los autos con placa impar; mientras que los domingos 12 y 26 de julio circularán los de placa par.
  • Taxis convencionales y ejecutivos, transporte mixto y carga liviana circularán todos los días sin restricción de placa, al igual que el transporte institucional, cumpliendo los protocolos establecidos.
  • El transporte urbano podrá ofrecer su servicio solo con el 50% del aforo.
  • El transporte interprovincial circulará con el 50% del aforo y únicamente entre cantones de provincias con el mismo color: amarillo y/o verde.
  • El transporte intraprovincial está autorizado con el 50% del aforo y solo entre cantones con el mismo color: amarillo y/o verde.
  • El transporte marítimo y fluvial de personas está autorizado con el 50% del aforo.
  • Los centros comerciales y restaurantes atenderán al público con el 50% del aforo permitido, a excepción de Quito, en donde se mantiene el aforo del 30% en estos establecimientos.
  • Las actividades laborales presenciales se reanudan al 50% del aforo en los sectores públicos y privados, excepto Quito, en donde el trabajo presencial se reanuda al 25% para el sector público.
  • Se autorizan velorios, reuniones sociales o ejecutivas con presencia de hasta 25 personas, cumpliendo con el distanciamiento social de hasta dos metros y aplicación de medidas de bioprotección.
  • Se autoriza la apertura de cines y teatros con el 30% de su aforo permitido. Solo en Quito estos establecimientos permanecerán cerrados.
  • Las actividades en sitios arqueológicos, zoológicos, museos, parques nacionales -excepto el Parque Nacional Yasuní- se reanundan. Podrán recibir el 30% de visitantes, bajo el cumplimiento de protocolos de bioseguridad.
  • Las actividades de entrenamiento formativo en piscinas en espacios cerrados deberán respetar los protocolos de bioseguridad y los lineamientos emitidos por el COE Nacional.
Estos son los cambios que rigen para el semáforo Verde:
  •  Se elimina el toque de queda.
  • El 70% de los vehículos particulares circulan de lunes a domingo. Estos deberán alternar su tránsito por números de placa: par o impar.
  • Los taxis convencionales y ejecutivos; transporte de carga liviana y mixta circularán todos los días.
  • El transporte institucional circulará todos los días, sin restricción de placas, cumpliendo los protocolos respectivos.
  • El transporte urbano circulará con el 50% de su aforo.
  • El transporte intraprovincial está autorizado solo entre cantones con el mismo color.
  • Se permitirá el transporte interprovincial únicamente entre cantones en amarillo o verde que han acordado la prestación del servicio a través de sus terminales terrestres.
  • Los restaurantes y centros comerciales atenderán al público con el 50% del aforo permitido.
  • Los gimnasios podrán reanudar sus actividades, previamente aprobado por el COE Cantonal, con base a los protocolos aprobados por el COE Nacional.
  • Velorios y reuniones sociales o ejecutivas se permitirán con un máximo de 25 personas y en espacios que garanticen el distanciamiento social de dos metros.

Para prevenir la propagación del COVID-19, se mantienen las normas de bioseguridad obligatorias, sin importar el color del semáforo por cantón, como: el cumplimiento de distanciamiento social, el uso obligatorio de mascarillas y las medidas de higiene. También está suspendido el funcionamiento de bares, discotecas, centros de tolerancia y continúan prohibidos los espectáculos públicos en espacios abiertos y cerrados; así como las aglomeraciones. Además, se mantienen cerradas las fronteras terrestres.

Para reactivar el sector turístico, el COE Nacional aprobó la apertura de varias playas del país a partir del 22 de julio del 2020, con la implementación del sistema de videovigilancia Distancia2 del ECU-911. El listado de las playas que podrán recibir turistas se comunicará en las próximas semanas, mediante los canales oficiales.

De esta manera, el Gobierno Nacional trabaja con el objetivo de organizar la progresiva reincorporación semipresencial de la ciudadanía a las actividades cotidianas e implementar nuevos hábitos de cuidado y protección en la nueva normalidad.