Fotografía cortesía: Metro
Redacción: Infórmate y Punto

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, y su asesora técnica en materia de salud, Linda Guamán, aseguraron que las pruebas que adquirió el Municipio de Quito en abril de este año para diagnosticar casos de coronavirus tienen un grado de sensibilidad del 95 por ciento y de especificidad del 100 ciento.

«No son pruebas ‘chimbas’, tienen la sensibilidad necesaria para diagnosticar el coronavirus», dijo Yunda.
En mayo el Municipio adquirió alrededor de 100 mil pruebas desde Corea del Sur. Un estudio de la Universidad de las Américas (UDLA) determinó que esas pruebas tenían baja sensibilidad, es decir que solo detecta la enfermedad cuando el paciente tiene alta carga viral, lo que podría generar falsos negativos.

Esto obligó al Municipio capitalino a realizar un estudio de verificación de la efectividad de esas pruebas cuyo resultado se difundió esta mañana en rueda de prensa virtual.
Guamán manifestó que el informe avala la efectividad de las pruebas, y que el estudio lo realizó un laboratorio internacional, acreditado y reconocido en el país. Agregó que informe de la UDLA se estableció con parámetros diferentes, muy común en estos casos, aseguró.

Caducidad

Guamán reconoció que el tiempo de caducidad de cerca de 50 mil pruebas vence entre septiembre y octubre, por lo que solicitarán al proveedor el cambio de kit con pruebas cuya caducidad sea de alrededor de un año, es decir en junio de 2021.

Las autoridades manifestaron que continuarán realizando las pruebas a la población capitalina, en un estimado de 1.000 por día.

En cuanto a radicalizar las medidas de restricción Yunda manifestó que están evaluando los escenario y la evolución del contagio en la capital, pero que si tiene que solicitar al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) el retorno al confinamiento, no durará en hacerlo.

En este sentido informó que una de las alternativas para combatir la propagación del coronavirus es hacerlo directamente en los barrios, especialmente en sectores como Chillogallo, La Ecuatoriana, Centro Histórico y Carapungo, zonas identificadas como de alto contagio.
Hasta estos lugares se trasladarán personal especializado para realizar las pruebas respectivas.