Caribe durante el mes de junio, reveló que el 92% de los mercados mayoristas reportaron una disminución de las compras por parte de hoteles, restoranes y otros tipos de servicios, mientras que el cierre parcial y las restricciones afectaron al 32% de los mercados mayoristas y al 22% de los minoristas.

La encuesta, realizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Federación Latinoamericana de Mercados de Abastecimiento (FLAMA), se aplicó a 64 mercados mayoristas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Perú, Paraguay, República Dominica, Venezuela, Uruguay.

 La encuesta, que forma parte del boletín Los mercados mayoristas: Acción frente al COVID, consultó a los mercados por las nuevas formas de comercialización, los principales problemas que ha provocado la pandemia de la COVID-19 y el rol social que han desarrollado en sus países.

 El 73% de los mercados mayoristas señalaron que están usando aplicaciones o plataformas digitales para la comercialización de alimentos, mientras que el 50% de los mercados implementó convenios con empresas de entregas para realizar envíos.

 “Las nuevas formas de comercialización son una alternativa para evitar aglomeraciones y abastecer de alimentos a la población en general, y revelan el dinamismo de los mercados en adaptarse a esta coyuntura”, señaló el Oficial de Políticas en Sistemas Alimentarios para América Latina y el Caribe de FAO, Joao Intini.

 Efectos negativos de la pandemia

 La pandemia de la COVID-19 ha generado grandes problemas para los mercados mayoristas. Al consultarles por la situación que enfrentan, los resultados fueron:

1)    Un 95% presentó una disminución de las compras por parte hoteles, restoranes y otros tipos de servicios.

2)    En el 72% de los casos se señaló la presencia de una variación al alza en los precios de algunos productos que se comercializan.

3)    El 70% de los encuestados se mostraron preocupados por la incertidumbre de los mercados debido al contexto económico, social y sanitario de sus respectivos países.

 

4)    El 52% se ha visto afectado por la baja de comerciantes y operadores en los mercados.

5)    El 45% indicó que existe disminución de compra por parte de instituciones públicas.

6)    El 42% señaló que faltan recursos financieros propios para mejorar los niveles de saneamiento.

7)    El 32% sufrió el cierre parcial de sus instalaciones.