Las Fuerzas Armadas (FF.AA.) realizarán el control de armas -en el primer filtro de ingreso- a los centros de privación de libertad; mientras que la Policía Nacional reforzará el control interno e intervendrá de modo urgente a incidentes flagrantes que ocurran en los centros penitenciarios del país.

Estas dos acciones se ejecutarán durante el Estado de Excepción, que será oficializado en las próximas horas a través del Decreto Ejecutivo correspondiente y tendrá una vigencia de 60 días, para reestablecer la convivencia pacífica en las cárceles, según lo informó la secretaria Jurídica de la Presidencia, Johana Pesántez.

El presidente Lenín Moreno, a través de su cuenta en Twitter, declaró el Estado de Excepción en las cárceles del país: “Frente a los graves hechos, dispuse la declaratoria de Estado de Excepción en las cárceles del país para que las Fuerzas Armadas se sumen al control de las mafias que están creando caos en los centros penitenciarios.

Según el decreto, que se publicará en las próximas horas, al interior de los centros penitenciarios se suspenderá el ejercicio del derecho a la inviolabilidad de correspondencia, en específico bajo los parámetros de proporcionalidad y necesidad sobre todo acceso a misivas, cartas, comunicados.

Se suspenderá también el derecho a libertad de asociación y reunión en zonas en la circunscripción de la infraestructura carcelaria y zonas aledañas y  se realizarán las requisiciones necesarias para mantener la seguridad interna.

Pesántez señaló que estas disposiciones se tomarán en todos los centros penitenciarios, sin exclusión alguna: “Sobre todo por los hechos de violencia que se produjeron en el interior de las cárceles, afectando la integridad y vida de los privados de liberad (PPL). Buscamos precautelar sus derechos como grupo de atención y reestablecer la convivencia pacífica”, dijo.

La funcionaria especificó que será el Ministerio de Economía y Finanzas el encargado de asignar oportunamente los recursos para atender el Estado de Excepción que será operativizado por  el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI).

El director general de esta entidad, general Edmundo Moncayo, reafirmó la necesidad de fortalecer los controles de seguridad al interior de los centros penitenciarios: “Vamos a esforzarnos para mantener la seguridad de los centros de privación de la libertad con el apoyo de la Policía Nacional y FF.AA.; ellos son esenciales. Vamos a transmitir las acciones pertinentes para establecer la calma y tranquilidad”, dijo.

Patricio Carillo, Comandante General de la Policía Nacional, sostuvo que se continuará con el trabajo articulado para contener los hechos de violencia para lo cual incrementarán el talento humano de unidades especiales en los pabellones donde se encuentran personas privadas de la libertad de difícil adaptación.

Por su parte, el Jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., Luis Lara, resaltó que la participación de la entidad ayudará a prevenir el ingreso de armas, municiones o explosivos a las cárceles del país; además, realizarán el control de las vías de acceso a los centros de rehabilitación y darán seguridad perimetral.