El expresidente de la República, Abdalá Bucaram Ortiz, fue detenido en horas de la madrugada de este miércoles y trasladado al cuartel Modelo de Guayaquil, en medio de un numeroso operativo policial que se registró en su domicilio ubicado en la ciudadela Kennedy, al norte de Guayaquil.

Los medios de comunicación difundieron imágenes sobre le momento en que miembros de la Policía Nacional forzaron la puerta del domicilio del exmandatario e ingresaron hasta el dormitorio donde descansaba Bucaram junto a su esposa.

El exmandatario ya se encontraba bajo arresto domiciliario y portando un grillete, como medidas cautelares por las investigaciones de tráfico de bienes patrimoniales y portar armas. En las últimas horas la Fiscalía lo habría implicado en las investigaciones por la muerte del israelí Shy Dahan, ocurrido el sábado pasado en la Penitenciaría de Guayaquil.

En el mismo suceso, el ciudadano israelí-australiano, Oren Sheinman, fue herido y amenazado de muerte, según constan en sus declaraciones en los que asegura que fueron “acosados” y “amenazados” con llamadas telefónicas por Abdalá Bucaram y su hijo Jacobo Bucaram.

Los dos israelíes fueron detenidos el pasado 2 de junio en Santa Elena portando una alta cantidad de dinero, según declararon producto de la venta de insumos médicos y medicamentos, negociaciones que también las hicieron con Jacobo Bucaram, hijo del exmandatario. Los detenidos también portaban credenciales falsas de la DEA.

La Fiscalía General del Estado, a través de su cuenta de twitter informó de un allanamiento simultáneo para la detención de Bucaram y de dos agentes civiles de la Agencia Municipal de Tránsito de Quito, quienes presuntamente habrían entregado credenciales falsas de la DEA a los ciudadanos israelíes.

 

La Ministra de Gobierno María Paula Romo también confirmó la detención en sus redes sociales.