La exministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte, procesada y sentenciada por el caso Sobornos, se asiló este jueves en la residencia del embajador de Argentina en Quito, según lo informó, mediante un boletín de prensa, el Ministerio de Relaciones Exteriores,

El encargado de negocios de Argentina en Quito ha confirmado que la señora Duarte efectivamente se encuentra en la residencia de esa legación en calidad de huésped por razones humanitarias”, señala el documento.

Según se informó el representante argentino fue informado respecto a la posición del Gobierno nacional en el sentido de que la señora Duarte fue procesada y sentenciada por los órganos de justicia del país, en el marco de un proceso independiente y con todas las garantías, en el cual ejerció su derecho a la defensa.

“La señora Duarte fue condenada por un delito prescrito en el Código Integral Penal, y considerado como un delito común. En tal condición, a la señora Duarte, a criterio del Gobierno nacional, no corresponde la calificación de perseguida política”, indicó la Cancillería.

Ecuador ofreció al encargado de negocios brindar la documentación procesal pertinente que fuese necesaria para demostrar la correcta actuación del Poder Judicial.

El Canciller Luis Gallegos se ha mantenido en contacto con el Canciller argentino, a quién trasladó la preocupación del Gobierno nacional por la situación creada, y reiteró el ofrecimiento de entregar todos los respaldos necesarios de la actuación imparcial e independiente del sistema de justicia.