Con el inicio de las clases virtuales en el Régimen Sierra, es de vital importancia asegurar una conectividad óptima para el desempeño adecuado de los estudiantes. Considerando que, en promedio, cada hogar tiene dos estudiantes en casa y al menos un teletrabajador, es posible que la red se sature y estas actividades no se puedan desarrollar de manera normal. Para evitar problemas de conexión y velocidad, se pueden aplicar varios trucos muy prácticos y fáciles de aplicar que ayudan a obtener una mejor señal.

Mauricio Heredia, Gerente Comercial de HughesNet Ecuador, explica que “el nivel de saturación de la red dependerá del tipo de paquete, es decir, de la capacidad y la velocidad del plan. La capacidad se refiere a los Gigas y la velocidad a los Megabytes, mientras más alto es, mejor conectividad brinda. No obstante, se puede aplicar algunas recomendaciones claves para no saturar la red”:

1. Definir horarios de uso de internet según las clases virtuales:          

Es importante conocer los horarios de clases de cada estudiante para organizar el uso de internet entre todos los miembros de la familia. Mientras los chicos están en videoconferencias o en plataformas de educación en línea, lo más recomendable es desconectar el resto de dispositivos que no estén en uso como smart tvs, radios wifi, celulares, tabletas y computadoras. “Es muy importante organizarse con la familia y designar a cada miembro tiempos y horas para el uso de internet. Para ello se debe considerar diferentes aspectos de usabilidad: quién necesita estudiar y en qué horarios, quién va a trabajar y qué contenido va a consumir, de manera que se puedan establecer prioridades y planificar de mejor manera”, aconseja el experto de HughesNet.

2. Ubicar correctamente el router:

Por más obvio que parezca, este es uno de los puntos claves para conseguir la mejor cobertura y velocidad de red Wi-Fi en casa. Lo ideal es ubicar el router lo más cerca posible del sitio en donde exista la mayor concentración de equipos y en un lugar alto. Además, es importante considerar que la señal puede disminuir o ser interrumpida por paredes, muebles, espejos y otros obstáculos existentes entre el módem y los dispositivos. Lo más recomendable es que el estudiante esté cerca al router para obtener una mejor señal, incluso conectar el equipo directamente con cable de red.

3. Mantenimiento y actualización previo del dispositivo destinado a las clases virtuales:

La señal y velocidad del internet también depende del equipo. Muchas veces existen problemas de conexión o lentitud en la navegación cuando los dispositivos requieren actualización de algunas aplicaciones. Para ello, lo más aconsejable es revisar las computadoras previo al regreso a clases y someterlas a un breve mantenimiento técnico: actualización y revisión de antivirus, entre otros.

4. Utilizar la versión móvil de plataformas cuando sea posible:

Cuando una página web o una plataforma cuenta con una versión móvil (para el celular), lo más recomendable es utilizar esta opción, ya que son más livianas y no exigen un consumo alto de internet. Esto además ayuda a que la conexión sea mejor. Esta opción es viable en el caso de que se crucen las horas de clases con el teletrabajo de algún miembro de la familia. Lo ideal es investigar previamente quién podría usar la versión móvil para mejor velocidad y señal.

5. Descargar el contenido audiovisual en horarios de baja demanda:

Debido a que las clases virtuales se desarrollan en la mañana, la red suele estar más congestionada durante este tiempo del día. Para evitar aún más saturación cuando los estudiantes necesitan descargar videos o algún material audiovisual, lo más recomendable es hacerlo de manera previa y en horas de menor consumo. Lo ideal es la tarde o noche. Algunas operadoras incluso ofrecen planes con beneficios de descarga sin costo y sin consumo de datos del plan. HughesNet, por ejemplo, permite descargar contenido dentro de un horario determinado durante la noche para ahorrar hasta un 50% de datos o de capacidad del plan. Además, HughesNet tiene una funcionalidad que permite realizar descargas reduciendo la resolución del video, la cual se activa de manera automática y consume menos datos.

También es aconsejable, descargar una película a verla on-line, ya que en la descarga se usan menos datos (entre 500 a 600 Megas), mientras que su visualización en línea puede llegar a ocupar 1 Gigabyte.

6. Evitar la conexión de muchos dispositivos a la vez:

Si existen 20 equipos conectados a la red, la capacidad del plan o los datos se verán divididos en razón de ese número de dispositivos. Es decir, si el plan es de 20 Megas, se divide a 1 mega por dispositivo. Esto ocasiona que la capacidad y la velocidad baje, lo que habitualmente se conoce como “internet lento”. Para evitar esto, lo más recomendable es desconectar los dispositivos innecesarios y priorizar sólo los de quienes lo necesiten, como es el caso de los estudiantes de la casa o los teletrabajadores. Lo ideal es conectar en paralelo máximo 4 dispositivos.

Generalmente el plan más bajo tiene entre 10 MB y 20 MB. En zonas rurales los proveedores ofrecen 20 MB con compartición, lo que quiere decir que la red está compartida con aproximadamente 8 clientes más que usan la misma red. Esto hace aún más lenta la conexión.

7. Ver el contenido en baja resolución:

Tanto en celulares como en computadores u otros dispositivos es posible bajar la resolución o calidad de las imágenes o videos. Esto reduce el uso de datos y de la capacidad de los planes, mejorando la conectividad. HughesNet, por ejemplo, es el único proveedor que permite elegir la resolución más baja para consumir menos datos del internet satelital. Para los estudiantes y teletrabajadores, una opción a considerar es apagar la cámara durante las videoconferencias, pues así se reduce el consumo de datos y se mejora la conectividad. (I)