Durante una maratónica audiencia, a doble jornada, las defensas técnicas de dieciséis de los sentenciados en el caso Sobornos 2012-2016 sustentaron sus recursos de casación ante el Tribunal de la Corte Nacional de Justicia, integrado por Lauro de la Cadena Correa, José Layedra Bustamante y Milton Ávila Campoverde. Por su parte, la fiscal general del Estado, Diana Salazar Méndez, refutó los argumentos, solicitó a los magistrados que sean desechados y que se ratifique la sentencia impuesta.

Previo a la audiencia de casación, que se desarrolló este jueves 3 de septiembre de 2020, el Tribunal resolvió admitir el trámite para que argumenten sus pedidos durante la diligencia. Además, en esa misma resolución, se inadmitió los recursos presentados por la exministra María de los D., quien se encuentra en la residencia de la Embajada de Argentina desde hace dos semanas; del exsecretario del Agua, Walter S.; y, de los empresarios Alberto H. y Rafael C.

La máxima autoridad de Fiscalía señaló que los pedidos de casación no cuentan con los criterios requeridos para que se acepten las pretensiones de las defensas técnicas, pues “la sentencia entregada por el Tribunal de Apelación contiene el sustento jurídico necesario y no existe errónea interpretación ni aplicación de la normativa ecuatoriana; por lo tanto, cumple con los principios de constitucionalidad y legalidad”, y solicitó que sean rechazados.

A este pedido se sumó el procurador general del Estado, Íñigo Salvador, en su calidad de acusador particular.

En este caso, la Fiscalía General del Estado ha probado que Rafael C. y Jorge G., son culpables del delito de cohecho pasivo propio agravado, en calidad de autores mediatos por instigación; que los exfuncionarios públicos Alexis M., Vinicio A., María de los Ángeles D., Walter S., Pamela M., Christian V. y la actual asambleísta Viviana B. son responsables como coautores del delito. Además, que la exasistente de Presidencia, Laura T., participó en calidad de cómplice.

Ellos formaron parte de una estructura que recibía sobornos por parte de los empresarios Teodoro C., Du Yeon Ch., Víctor F., Ramiro G., William P., Édgar S., Bolívar S., Pedro V. y Rafael C., quienes fueron condenados en calidad de autores directos del delito de cohecho; y de Alberto H., quien fue considerado cómplice.

Estos dineros fueron recibidos por altos funcionarios del Gobierno anterior y fueron utilizados en actividades relacionadas con el accionar político del movimiento del que formaban parte y en campañas publicitarias. A cambio, los empresarios fueron favorecidos con contratos con el Estado, utilizando figuras como la del convenio de pago.

Tras diez horas de diligencia, el Tribunal suspendió la audiencia y se dispuso su reinstalación para este viernes 4 de septiembre de 2020, a las 09:00.

Las defensas técnicas sustentaron sus recursos de casación

Calixto Vallejo, defensa técnica de V. Bonilla, señaló en su intervención que el cargo que sustenta es si la conducta descrita en la sentencia se subsume al tipo penal, es un delito bilateral ejecuta simultáneamente la conducta descrita en el tipo penal, se debe demostrar que la acción o omisión tenga relación con el cargo establecido.

El rol que cumplía Viviana B. no ha sido comprobado. Ninguno de los roles se subsume al art 285 del COIP.  Por lo tanto, solicita aceptar el cargo casacional y declarar el estado de inocencia de su defendida.

Juan Pablo Albán, defensa técnica de Teodoro C, afirma que el primer cargo que expone es el error de aplicación del art. 42 del COIP anterior, se basa en tres argumentos: no se verifican los elementos del tipo penal se ha violado la dimensión interna del principio de congruencia, existe una generalización en la sentencia.

El segundo argumento es el análisis de las normas de carácter sustantivo, no se reduce el principio de inocencia. No existe sentido jurídico.

El tercer argumento es, según resoluciones de la Sala Penal de la CNJ y de la Sala Civil que el principio de congruencia depende de una intervención interna, se ha violado la congruencia interna del fallo.

Solicita se case la sentencia de 22 de julio de 2020, por la indebida aplicación del art 42 del COIP anterior, solicita se corrija el yerro aplicando las normas de reemplazo y se garantice el derecho a la igualdad de Teodoro C.

Alfonso Zambrano Pasquel, defensa técnica de Rafael Correa asegura que el procesado Rafael C. no incurre a una infracción de deber, no hubo el apartamiento de su rol no cabe que se le impute, existe un contrasentido entre la autoría mediata por instigación y la autoría.

Solicita se deje sin efecto la condena y se ratifique el estado de inocencia de su defendido.

Yesica Letamendi, defensa técnica de Du Yo Choi. Expresa que existe un error de subsunción y una falsa adecuación de los hechos, existe una violación de la ley por indebida aplicación de la norma, no se refieren a los elementos constitutivos del tipo penal.  

Por ello, solicita se case la sentencia y se ratifique el estado de inocencia.

Pablo Lizarzaburu, defensa técnica de Víctor F. argumenta que el primer cargo casacional, se refiere a la pena, es la indebida aplicación del art 287 del COIP, no es aplicable para cohecho activo, existe una inobservancia al principio de legalidad la conducta no ha sido subsumida en el artículo 280 inciso cuarto, se debía aplicar el inciso segundo donde la pena es aplicable a  la norma.

El siguiente cargo casacional es la indebida aplicación del art.30 del COIP, que se refiere al agravante, el Tribunal debió observar el art. 29 numerales 2 y 5 que se refiere a los atenuantes.  Solicita casar la sentencia y corregir el error de derecho.

Para Ramiro García Falconi, defensa técnica de Ramiro G.los  cargos casacionales presentados son la indebida aplicación del art 42 del COIP, no se puede imputar un delito por actos que no se realizaron porque Ramiro G. no tenía la potestad de hacerlo.

Existe una contravención expresa del art. 22 del COIP, la conducta no cumple con los elementos del COIP no hay conducta realizada que sea considerada por corromper. Por lo tanto, solicita se case la sentencia y se ratifique la inocencia

Félix Zamora, defensa técnica de Pamela M. sostiene que el cargo casacional es la violación e indebida aplicación del art. 42 del COIP, en función del principio de legalidad que se debe basar en los presupuestos fácticos del COIP, no se puede imputar un delito de acuerdo a competencias y atribuciones que no lo tenía.

De acuerdo al art.657 numeral 7 solicita se proceda con la casación de oficio con el propósito de precautelar el bienestar público y se declare fundado el cargo casacional  impuesta y casar la sentencia venida en grado y  se ratifique el estado de inocencia.

María del Mar Gallegos, defensa técnica de Alexis Mera, señala que el primer cargo casacional es la contravención del art. 285, existe un error de interpretación judicial.

El segundo cargo casacional es la contravención del art.287 del COIP, da un contenido a la norma que no tiene, un error un vicio que no realizó el Tribunal, se inobserva el art 13 del COIP.

El tercer cargo casacional es una errónea interpretación del art 619 del COIP. Solicita se case la sentencia y se ratifique el estado de inocencia.

Patricio Cadena, defensa técnica de Philips C., indica que los cargos casacionales presentados fueron:  Indebida aplicación del art 287 del COIP, viola el derecho a la defensa Indebida aplicación del art 4 del 30  COIP Contravención expresa del numeral 3 del art. 78 del COIP.

Solicita se acepten los cargos casacionales y casen la sentencia emitida y se enmiende las violaciones previstas en la Ley, de no ser aceptado el pedido solicita se declare la nulidad de la sentencia.

Para Andres Ruiz, defensa técnica de Edgar S. El cargo casacional presentado es:  Indebida aplicación de los artículos 285 inciso 2, 287 y 290 del COIP, no existe los elementos del art. 290 porque en los artículos285 y 287 no se cumplen, no hay tipicidad subjetiva no se pueden tampoco cumplirse los arts.285y287, existe un error derecho en la sentencia.

Solicita se acepte el cargo casacional y se cumplan las normas jurídicas.

Diego Chimbo, defensa técnica de Bolívar S. menciona que el cargo casacional presentado es la indebida aplicación del art 290 del COIP, se debía aplicar el art. 76.2 de la Constitución en armonía con el 5.3 del COIP. Por lo que se solicita se case la sentencia por indebida aplicación.

Para Luis Muñoz Pasquel, defensa técnica de Laura T. estos son los cargos casacionales presentados:

Indebida aplicación del Art 14 reformado al art 26 del COIP Indebida aplicación del numeral 6 del art.622 del COIP, por lo cual solicita se case la sentencia venida en grado.

Gabriela Moreira, la defensa técnica de Pedro V. afirma los cargos casacionales presentados:

Indebida aplicación del Art 287 del COIP.  Contravención expresa del artículo 30 inciso primero del COIP.  Solicita se case la sentencia dictada y se modifique la sentencia venida en grado.

Ernesto Salcedo, la defensa técnica de Cristian V.  expone el cargo casacional presentado:

Indebida aplicación del Art 285 del COIP, para concluir si Cristian V. fue objeto de sobornos, el primer elemento es que el funcionario debe ser funcionario público, Cristian V. era coordinador de campaña.

El segundo elemento es que las ofertas y dádivas hayan sido aceptadas, el tercer elemento señala que dichas dádivas o promesas deben ser entregadas con el objeto o ejercicio de su cargo; no hay un solo elemento que determina que Cristian V. recibió dinero; el cuarto elemento consiste en que el soborno que se efectúe se haga en consideración al cargo del funcionario; existe una conducta irrelevante de mi sentenciado en cuanto a los hechos puestos en la sentencia. Cristian V. no forma parte de la estructura criminal. Solicita se acepte el recurso de casación presentado.

Fiscalía pide ratificar sentencia en contra de todos los sentenciados

La Fiscal General Diana Salazar, en su exposición explica que el recurso de casación es técnico, prohibición de reexaminar los hechos del Tribunal y volver a valorar la prueba, el auto de admisión de mayoría inadmite los errores de los recurrentes.

*Autores por haber infringido su deber por las autorías del hecho, indebida aplicación del artículo 287 es totalmente antitécnico y por ende errado, han contribuido a la comisión del delito de cohecho sin que se haya configurado el error de subsunción.

*El delito de cohecho tiene varias clases en artículos diferentes tanto que en el artículo 287 como en el art. 290 se encuentras contempladas en la normativa legal vigente.

* En relación al cargo presentado por Cristian V, y Viviana B, al no existir criterios jurídicos solicita se declare improcedente las pretensiones presentadas por las defensas. 

* Con respecto al cargo casacional presentado por Teodoro C. solicita se rechace los cargos presentados por los recurrentes.

* Sobre los cargos casacionales presentados por: Jorge G, Rafael C y Pamela M. en relación a las alegaciones de los recurrentes no existe errónea interpretación, por lo tanto se deseche los cargos impugnatorios.

* Al referirse a los cargos casacionales presentados por Ramiro G. señala que existe errónea interpretación, no hay coherencia en las alegaciones.

* En cuanto a los cargos casacionales presentado por Alexis M. solicita se deseche el cargo presentado, para asegurar la validez procesal que la Fiscalía segura que se ha cumplido.

* En lo que tiene que ver a los cargos casacionales presentado por William P. rechazar el recurso de casación por falta de fundamentación.

En lo referente a los cargos casacionales presentado por Edgar S. no existió fundamentación, como fungía como representante legal el art 290 fue correctamente aplicado, al no existir ningún cargo de casación debidamente fundamentado solicita se declare improcedente.

* Ante los cargos casacionales presentado por Bolívar S., se está interpretando de forma errada el delito de cohecho agravado, no comprende los elementos del art 287 del COIP, el tipo penal del 287 es autónomo, el argumento es ingenuo frente a la carga probatoria analizado por el Tribunal aquem, solicita declarar la improcedencia del recurso porque implícitamente lleva al Tribunal a realizar una valoración probatoria.

Sobre los cargos casacionales presentado por Laura T. el análisis del “dolo” es exactamente el mismo, los jueces de apelación interpretaron correctamente sistematizaba la entrega a los empresarios facilitando el tramado de Sobornos, ella conocía plenamente lo que realizaba; solicita se deseche el recurso planteado y se ratifique la sentencia venida en grado.

*En relación a los cargos casacionales presentados por Pedro V. se declare improcedente, sobre el agravante actuación en pandilla ya ha sido analizado.  En mi calidad de dueña de la acción penal solicitó que: Se ratifique la sentencia de 22 de julio de 2020 en contra de todos los sentenciados.

Procurador solicita desechar los cargos casacionales y confirmar la sentencia

El Procurador Iñigo Salvador, se refirió a cada uno de los procesos relacionados con los acusados.

Viviana Bonilla: Se individualiza las pruebas que llega a la conclusión donde se ha probado la materialidad de la infracción, es sujeto activo del delito, la conducta lesionó el bien jurídico, recibió dinero de los empresarios para su campaña a la Alcaldía.

Cristian Viteri: Aceptó los sobornos cumplió con los verbos rectores del cohecho, no existe indebida interpretación de la norma, no cumple con los principios de la causal casacional se rechace el cargo alegado.

Bolívar Sánchez: Pretende evadir su participación, el recurrente adecuó su conducta al tipo penal es decir corrompió a los servidores públicos, se ha comprobado la materialización de la acción, no hay error de omisión, en la sentencia se encuentran los elementos fácticos y probatorios que la conducta del recurrente se adecuó a las normas aplicadas.

Ramiro Galarza: No hay fundamentación jurídica no se explica el alcance del artículo 290 del COIP.

Rafael Correa: Estructura formada que aceptaron sobornos, la conclusión que se llega a la sentencia es lógica no cabe alegar un error de interpretación, el Tribunal en aplicación al principio de legalidad sancionó con el delito de cohecho.

Alexis Mera: La sentencia cumple con la Ley, adecuó su conducta al hecho punible, no se ha justificado la causal invocada.

William Philip y Víctor Fontana: No existe la alegación de contravención expresa.

Laura Terán: Afirma que su conducta no hay sido ejecutada con dolo, se cumplió con el análisis de tipicidad objetiva y subjetiva, sus labores eran de apoyo y logística en la estructura y su participación calificada como complicidad; la recurrente no está de acuerdo con el monto de la reparación

En base a los argumentos expuestos solicita se deseche los cargos casacionales y confirmar la sentencia de 22 de julio de 2020. (I)