La firma del acuerdo para cancelar estas obligaciones se realizó este lunes, 5 de octubre de 2020 en Quito, con la presencia del presidente Lenín Moreno, y contó con la participación de ministros de Estado y representantes de las asociaciones de jubilados del país.

 

Con los nuevos recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) se destinarán USD 100 millones –adicionales a lo ya cancelado– para pagar compensaciones jubilares, priorizando el pago en efectivo a jubilados que superen los 70 años y con enfermedades catastróficas o discapacidad.

La firma del acuerdo para cancelar estas obligaciones se realizó este lunes, 5 de octubre de 2020 en Quito, con la presencia del presidente Lenín Moreno, y contó con la participación de ministros de Estado y representantes de las asociaciones de jubilados del país.

El Primer Mandatario indicó que, aunque no se pudo pagar la totalidad de las compensaciones jubilares debido a la actual situación económica del país: “Nosotros, por pedido de ustedes y como iniciativa del Gobierno Nacional dijimos: ¡vamos a cumplir con los jubilados!”.

También reiteró que se debe reconocer el esfuerzo de la actual administración para cumplir con los pagos a los jubilados que ahora son una realidad gracias a la confianza de los organismos internacionales: “Jamás hemos logrado un financiamiento tan grande, con baja tasa de interés y en las mejores condiciones”, afirmó.

También señaló: “Quiero llevarme en el corazón la certeza de que hemos cumplido; aunque hay una tarea para ustedes, maestros: sigan enseñando para que los niños aprendan que el único mecanismo de vivir es la inocencia y transparencia”. El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, explicó que para el Gobierno Nacional es prioridad cumplir con los jubilados.

Por ello, al llegar a esta cartera de Estado se detectó un retraso de más de USD 1.200 millones heredados de la anterior administración. “Por voluntad política del Presidente se ha pagado más de USD 1.400 millones hasta la actualidad (…). Es una conquista histórica”, indicó.

A su vez, reiteró que los recursos que vendrán de los organismos multilaterales y del FMI permitirán ponerse al día de una manera más acelerada. Asimismo, el titular del Ministerio de Trabajo, Andrés Isch, reiteró que con esta acción se salda una deuda con los jubilados.

El funcionario también informó cómo será el mecanismo de pago que se cancelará desde hoy: “Esos USD 100 millones se pagarán de aquí hasta diciembre; serán USD 65 millones en efectivo para los maestros más vulnerables, de más de 70 años y con enfermedades catastróficas e incluyen a los maestros del 2008, 2009 y 2010.

Y estos pagos comienzan hoy; son más de USD 2 millones diarios que beneficiarán a más de 3.000 jubilados”, dijo. También reiteró que con esto se marca la hoja de ruta para el 2021, para honrar el servicio de estos ecuatorianos.

Las compensaciones jubilares, como su nombre lo establece, son reconocimientos adicionales otorgados a los servidores públicos jubilados por sus años de servicio. Este rubro se entrega por una sola ocasión y es un reconocimiento adicional a las pensiones que reciben los jubilados.

La actual gestión priorizó el pago en efectivo a las personas mayores de 70 años, con enfermedades catastróficas y con discapacidades, así como un pago fraccionado para atender necesidades urgentes con mayor celeridad que se otorgó a finales del año anterior.

Además, para los jubilados en menor riesgo se estructuró la opción voluntaria de pago, a través de bonos del Estado que han sido comercializados a las mejores condiciones, en el mercado de valores.

Entre mayo del 2017 y septiembre de este año, el Gobierno de Todos ha desembolsado USD 1.607 millones en efectivo y USD 424 millones en bonos del Estado, para pagar las compensaciones jubilares, adicionales a sus pensiones vitalicias, en beneficio de más de 34.600 jubilados.

Para Cecilia Paredes, presidenta (e) de la Coordinadora Nacional de los Maestros Jubilados del Ecuador “Alfonso Yánez Montero”, dijo: “Reconocemos el esfuerzo del Gobierno en los actuales momentos por paliar las necesidades de cada uno de los jubilados que hemos estado pendientes, desde hace muchos años (…). Al firmar ese convenio, agradecemos a ustedes porque nos han abierto las puertas, han escuchado nuestros clamores y ahora vemos con buen ánimo que los derechos se están cumpliendo”, expresó. Fuente; Segcom. (I)