Petroamazonas EP tiene planificado incrementar su producción petrolera, mediante campañas de perforación en 49 pozos hasta finales del 2020. En los primeros ocho meses ha realizado 27 actividades en los Activos Cuyabeno, Limoncocha, Yanaquincha Este, Shushufindi, Sacha, Culebra, Parahuacu y Tambococha, ubicados en las provincias de Orellana y Sucumbíos.

La producción de la Empresa, durante el primer trimestre de este año, alcanzó los 430.000 barriles diarios, es decir cumplió al 100% el perfil de producción. Sin embargo en los meses de abril y mayo bajó al 60% debido principalmente a la emergencia sanitaria por el COVID-19, la rotura de los Oleoductos SOTE y OCP y la caída de los precios de petróleo.

En función de estos imprevistos, la estatal petrolera planteó nuevas estrategias como perforación, reacondicionamiento y completación de pozos que definió un nuevo perfil de producción de 378.858 barriles por día.

En el último trimestre del 2020 se culminará con los trabajos de perforación de 22 pozos adicionales en Tambococha, Parahuacu, CuyabenoSansahuari, Yuralpa, y Vinita

Nuevas tecnologías aplicadas en los campos de Petroamazonas EP

El Gobierno Nacional ha encargado a Petroamazonas EP el desarrollo de proyectos insignes como el Bloque 43-ITT, ubicado en Orellana, que recupera reservas hidrocarburíferas en zonas sensibles. De los 157 pozos perforados en este Bloque, 14 son reinyectores de agua de formación y de cortes y fluidos, generados durante la perforación, obteniendo como resultado cero descargas al medio ambiente.

A nivel mundial, la industria de petróleo experimenta cambios significativos hacia nuevas formas de exploración y producción de hidrocarburos, Petroamazonas EP no es la excepción; en las áreas en las que opera, bajo una cultura innovadora, ha implementado tecnologías con la finalidad de minimizar la huella, y lograr procesos eficientes en su operación.

Las principales tecnologías innovadoras se describen a continuación: • Se ha optimizado el recobro de hidrocarburos, con la perforación de pozos horizontales. • Uso de tecnología straddle packers-peak, un mecanismo que aísla, de manera permanente, huecos en tubería y evita intervenciones de pulling. • Limpiezas y estimulaciones de pozos re inyectores, presurizados con coiled tubing

Uso de registros microdogleg, garantizando un mejor posicionamiento de los equipos BES (sistema de bombeo electrosmergible) en zonas tortuosas en los pozos y una mayor vida útil.

  • Implementación de microcápsulas, con la finalidad de controlar e inhibir la formación de incrustaciones a lo largo del sistema (flujo de superficie).
  • Completación dumpflooding, tecnología aplicada en los campos Auca, Sacha, y Shushufindi. Es un método alternativo a la inyección de agua convencional y su objetivo es producir e inyectar agua en el mismo pozo, para recuperar reservas remanentes de petróleo.
  • Fracturamiento hidráulico (pillar fracturing), atraviesa el daño de formación en zonas de baja permeabilidad o yacimientos depletados, ayudando a la intervención vertical y areal de niveles no contactados, incrementando el área de drenaje y el factor de recobro.
  • Bandeja ecológica, sistema cero spills o cero derrames de hidrocarburo, atrapa los fluidos de perforación o completación, debajo de la mesa rotatoria y los redirecciona para ser reciclados y reusados en el sistema de circulación. El sistema recibió el reconocimiento Punto Verde 2017-2018. (I)