La noche de este miércoles 7 de octubre de 2020, el presidente Lenín Moreno, a través de cadena nacional, realizó una evaluación de las acciones del Gobierno para enfrentar al COVID-19 desde que se conoció su expansión en Latinoamérica.

Al mismo tiempo hizo un llamado a no bajar la guardia durante la nueva normalidad en cuanto a cumplir el distanciamiento social y las normas de bioseguridad.

El Primer Mandatario recordó que, una vez que se tuvo conocimiento del rápido esparcimiento del coronavirus alrededor del mundo, se tomaron acciones inmediatas como el cierre de fronteras y aeropuertos, la declaración de estado de excepción y el confinamiento en todo el país para mantener a la ciudadanía resguardada.

Al respecto, resaltó que esta enfermedad tomó al mundo por sorpresa por su inusual comportamiento. Sin embargo, a pesar de que en Ecuador se lamentaron muertes, también se logró salvar a muchas personas gracias a la actuación eficiente de las entidades gubernamentales y a la priorización del robustecimiento del sector salud.

“La inversión de USD 220 millones en salud requirió de mucho sacrificio, pero valió la pena porque cada centavo salvó una vida. La decisión de llegar a la gente antes de que la gente llegue a los hospitales fue acertada. Gracias al incremento de detección de personas con COVID-19 en etapas tempranas, brindamos tratamientos a tiempo.

Evitamos la saturación de camas de hospital, y bajamos el índice de fatalidades”, dijo Moreno. Para atender la emergencia sanitaria, el Gobierno Nacional fortaleció el sector primario de la salud. Con esto se logró atender cerca del 80 % de los casos registrados.

Asimismo, se habilitaron 353 consultorios; se registraron 903.074 consultas externas; 365 mil atenciones en el servicio de emergencias por patologías respiratorias y se brindó 873.000 atenciones con las brigadas Médico del Barrio, explicó el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.

De igual manera, el titular de esta cartera de Estado afirmó que se amplió la capacidad hospitalaria al implementar 142 hospitales solo para atender a pacientes con COVID-19; se tiene 2.136 camas de hospitalización y 545 unidades de cuidados intensivos (UCI); se incrementó el servicio de ambulancias a 346 unidades y, sobre todo, se cuenta con 52.724 profesionales de la salud adicionales para atender la emergencia, más las 2.300 nuevas contrataciones que se integraron.

En cuanto a la ayuda de organismos internacionales y del sector privado, el Jefe de Estado agradeció las donaciones de más de 12 países, empresas, organizaciones no gubernamentales y otros por un monto de USD 25 millones más las pruebas PCR entre otros insumos que llegaron al país; para atender a los pacientes.

Ante ello, el ministro Zevallos resaltó la importancia de los convenios internacionales alcanzados para superar la emergencia.

De manera enfática, el Mandatario afirmó que, aunque tenemos más conocimiento del virus y de su tratamiento y de que se ha fortalecido el sistema de salud en todos sus ámbitos, no se debe cometer el error de creer que la pandemia ha pasado.

“¡No podemos bajar la guardia! ¡El Covid sigue cobrando vidas y mientras no haya una vacuna, debemos seguir protegidos!”, sostuvo.  Fuente: Segcom. (I)