El personal técnico del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) realizó un acercamiento con personas habitantes de calle que pernoctan en espacios públicos del norte de Guayaquil, en la intersección de las avenidas Francisco de Orellana y Narcisa de Jesús.

El propósito de este abordaje es recopilar información, así como coordinar y concretar en primera instancia su acceso a los servicios públicos de salud, debido a las condiciones de insalubridad en las que se encuentran habitando y además por la situación de drogodependencia que requiere ser atendida por un organismo especializado.

Miguel Ángel, una de las personas atendidas, agradeció esta acción territorial del Gobierno Nacional. “Estamos agradecidos por la colaboración que nos han brindado, somos personas que tenemos nuestros defectos, pero también tenemos nuestros sentimientos”, manifestó.

Luis Cedeño, coordinador zonal 8 del MIES, señaló que estas personas podrán recibir atención a través de instituciones especializadas con las que esta cartera de Estado mantiene convenio. Para ello, informó se mantienen dos convenios con la organización Refugio del Espíritu Santo (RESA), un primer convenio que permite atención diaria en temas de alimentación y orientación para 60 personas habitantes de calle y un segundo convenio para acogida también de 60 personas en situación de movilidad humana y adultos mayores en situación de calle. (I)