Como parte de los eventos de celebración de los 200 años de la Independencia de Guayaquil, la noche de este viernes 9 de octubre de 2020, el presidente Lenín Moreno, participó en la sesión solemne por el Bicentenario de la Perla del Pacífico.

Este acto se desarrolló en el Muelle del Yacht Club Naval y contó, además, con la presencia de la vicepresidenta de la nación, María Alejandra Muñoz, y autoridades locales, como la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri.

El Primer Mandatario resaltó el espíritu libertario de los guayaquileños, su lucha constante por la justicia, contra la corrupción, el hambre, la desigualdad social y la reciente batalla que libraron contra el COVID-19.

“Pudieron salir adelante gracias a la gestión de sus propios ciudadanos, de las autoridades locales y, siempre, con el apoyo del Gobierno Nacional.

¡Juntos, desde el sector público y privado, como hermanos que somos, con trabajo, unión y solidaridad!”, dijo. Y recalcó que los problemas sanitarios y económicos, generados por la pandemia, no han terminado: «En todo Ecuador y el mundo la batalla sigue. Y buena parte de la responsabilidad está en nuestras propias manos».

Afirmó también que la situación económica del país está mejorando, pero que, ante el dramático escenario generado por la pandemia, algunas transferencias -a diversos sectores- han estado demoradas. “No fue nuestra voluntad atrasar esas contribuciones. Simplemente, no teníamos recursos (…). Gracias a una gestión transparente y bien planificada, los organismos financieros internacionales han vuelto a confiar en Ecuador.

Estamos recibiendo recursos y empezamos a ponernos al día. A los municipios grandes, les haremos un importante desembolso para reducir el atraso e iremos poniéndonos al día, paulatinamente”, aseguró el Jefe de Estado, invitando a los alcaldes, prefectos y presidentes de juntas parroquiales a continuar confiando en que el Gobierno Nacional sigue trabajando a favor de toda la población.

El presidente Moreno enfatizó en que, durante los tres años de su gestión, la ciudad portuaria ha recibido múltiples recursos entre inversión directa, alianzas público privadas y asignaciones de ley. Entre algunas de las cifras mencionadas por el Mandatario están: USD 2.222 millones en salud; USD 1.170 millones en educación; USD 220 millones en bonos sociales; y USD 2.900 millones en inversión vial.

Y, en cuanto a la banca pública, se han colocado: USD 127 millones para obras de alcantarillando, drenaje y asfaltado; USD 29 millones para comerciantes y productores, con la campaña Reactívate Ecuador; y USD 470 millones de BanEcuador, la Corporación Financiera Nacional (CFN) y Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias (Conafips) para 28 mil emprendedores guayaquileños. “¡Soy fiel creyente de que el dinero público debe estar al servicio del pueblo! Así los apoyamos. ¡Así crecemos con ustedes!”, finalizó.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, también exaltó el espíritu aguerrido de los guayaquileños, quienes durante estos 200 años se han esforzado por ser parte –activa- en la construcción de la moderna urbe que son hoy en día.

“Somos una ciudad visionaria y futurista que se reinventa diariamente. Hoy nos enfocamos en la innovación, desarrollo tecnológico y emprendimiento. Guayaquil está evolucionando hacia esa ciudad futurista que en su planificación urbana respeta su herencia histórica y a la vez incorpora los conceptos de ciudad saludable inclusiva, productiva, resiliente y comprometida con el ambiente”, resaltó.

Por su parte, el exalcalde Jaime Nebot, quien fue condecorado con la presea “Municipalidad de Guayaquil” por sus 19 años de servicio como burgomaestre, coincidió con la actual alcaldesa al destacar la valentía y fortaleza de los guayaquileños. Y dijo sentirse tranquilo por el deber cumplido y por el afecto de sus conciudadanos que son

las únicas recompensas a las que un funcionario público puede aspirar. Mediante un acto simbólico, el exedil colocó la medalla en la bandera de Guayaquil, a su vez expresó que esto representa la encarnación de lo que son los guayaquileños de corazón y nacimiento, que luchan por Guayaquil, sin nunca dejar de ser Guayaquil por la patria.

Al conmemorarse el Bicentenario de la Perla del Pacífico, el Gobierno Nacional reitera su compromiso de sembrar un mejor futuro para aquella población guerrera, que escribe su historia con honor y valentía, como lo son los habitantes del Puerto Principal. Por ser ejemplo de lucha y perseverancia continua, ¡Viva Guayaquil! Fuente; Segcom. (I)