Dentro del Despacho Itinerante que lleva adelante la Vicepresidencia de la República, este martes 27 de octubre de 2020, se instaló el Centro de Gestión de Alto Nivel en Guaranda, en la provincia de Bolívar.

Esta iniciativa, presidida por la vicepresidenta María Alejandra Muñoz y, que forma parte del Eje de Sostenibilidad – Círculo Hambre Cero, se enfoca en la lucha contra la desnutrición crónica infantil en los seis cantones más afectados y en la desaceleración de los daños por el COVID-19.

Santa Elena, La Libertad, Arajuno, Taisha, Guaranda y Guamote, son los cantones con más alto índice de desnutrición crónica infantil en el país, superando el promedio nacional de 23% y llegando hasta el 37%.

Estos cantones agrupan a 127 mil familias y 34 mil niños menores de 5 años.

En Guaranda, se registra un 37% de desnutrición (más que la media nacional) con concentración especial en parroquias como Simiatug, Talahua, Salinas, Las Palmas y Cachusahua, por ello, se definieron líneas de acción: 27 mil familias, 4 mil niños a atender, 22 puntos de salud con conectividad para registro madre por madre, niño por niño.

La vicepresidenta María Alejandra Muñoz, durante la instalación de las mesas técnicas territoriales en donde participaron la secretaria del Plan Toda Una Vida, Isabel Maldonado; el ministro de Inclusión Económica y Social, Vicente Taiano; representantes del Ministerio de Salud y otras entidades públicas, cooperación internacional, sociedad civil y autoridades locales, anunció que el 9 de noviembre, en una de las parroquias más afectadas, Simiatug, “vamos a poner en marcha una brigada de salud para refrescar los datos de la población, detectar más niños con esta problemática y entregar una ambulancia.

La política pública se construye desde la gente para a gente”.

En las Brigadas de Salud, realizadas en el Coliseo Municipal, más de 120 niños y niñas tanto de la zona urbana rural de la ciudad de Guaranda, fueron atendidos este martes 27 de octubre con chequeos médicos de diagnóstico y seguimiento de problemas de desnutrición, control de peso y talla, vacunación y exámenes de hemoglobina para la detección de anemia, odontología, actividades lúdicas con el Ministerio de Inclusión Económica y Social. Además, se brindó asesoría nutricional y suplementos vitamínicos.

Aquí, la vicepresidenta María Alejandra Muñoz reconoció el trabajo realizado por el personal del Ministerio de Salud por lograr que padres y madres de familia reciban consejos para mejorar los hábitos alimenticios de sus hijos. “Es humanizar el servicio, abrazar a la gente, que la gente se sienta muy disculpada, cómo te ayudamos, te queremos ayudar y pensar cómo haces mejor tus alimentos, de esa manera su trabajo se multiplica. Le veo realmente buena esta iniciativa, les felicito por el cariño que le han puesto”, acotó.

Por su parte, la madre de familia Alexandra Hurtado, señaló que la atención fue buena, “nos explicaron sobre su alimentación, cómo tenemos que realizarla para que el niño se sienta saludable y no esté con ningún tipo de inconveniente. Se hicieron los chequeos, está muy bien mi niño”.

Así mismo, la Vicepresidenta de la República estuvo en el Centro de Salud Trigales, con el propósito de verificar que la prestación servicios sea eficiente y que el sistema nominal del MSP esté actualizado. En esta centro médico cuenta con área de triaje, farmacia, laboratorio clínico, odontología, medicina general, atención a niños sanos y niños menores de 5 años con desnutrición crónica infantil, planificación familiar.

“Dentro de nuestras tareas diarias como centro de salud es dar atención a los niños menores de 5 años que es el grupo que se enfoca en desnutrición crónica, nosotros como unidad operativa tenemos alrededor de 93 niños en 18 barrios y 4 comunidades. Se brinda control integral, atención médica, valoración de su estado nutricional, la suplementación como vitamina A, control odontológico y vacunación”, puntualizó Silvana Medina, directora del Centro de Salud Trigales. En este lugar, además, el personal de salud implementó un huerto de hortalizas y plantas medicinales en beneficio de los usuarios de esta casa de salud.

Otro de los anuncios de la Vicepresidenta fue que se reactivó el convenio entre el Registro Civil y el Ministerio de Inclusión Económica y Social para terminar de cedular a todos los niños de la provincia Bolívar, son aproximadamente 1.200 los que faltan de cumplir con este proceso.

“Hablar de ética es hablar de desnutrición crónica infantil, una sociedad justa solo se construye cerrando brechas sociales. El distanciamiento social debe ser para precautelar el COVID, no para ahondar brechas sociales”, resaltó la vicepresidenta María Alejandra Muñoz. (I)