Este jueves 29 de octubre de 2020, la Embajada de los Estados Unidos entregó 20 vehículos nuevos, valorados en $500.000, a la Dirección Antinarcóticos (DINA) de Ecuador. Los vehículos serán utilizados por efectivos policiales de la DINA para desarrollar investigaciones contra las organizaciones criminales transnacionales involucradas en el tráfico ilícito de drogas.

“Aunque esta donación es importante, más importante aún son los policías detrás de los volantes. El compromiso, la integridad, y el profesionalismo de cada uno de ellos, sumando estos recursos, aumentarán la oportunidad de tener resultados exitosos. Cuentan conmigo, con mi embajada, y el gobierno de los Estados Unidos, como aliados en la construcción de un hemisferio más seguro, justo, y libre”, dijo el Embajador Mike Fitzpatrick.

El Embajador de los Estados Unidos, Mike Fiztpatrick, entregó simbólicamente las llaves de los 20 autos a la Dirección Nacional Antinarcóticos, de la Policía, representada por el general Giovanny Ponce.

Además, asistieron, el general Patricio Carrillo, comandante de la Policía Nacional, el viceministro Patricio Pazmiño y Justin Peterson, jefe de la DEA en el Ecuador. La Administración de Control de Drogas (DEA), está presente en Ecuador desde aproximadamente 40 años.

En la ceremonia, el Ministerio de Gobierno, donó además, patrulleros y motocicletas, que son vehículos recuperados a través de procesos internos.

Ministra de Gobierno, agradece la donación

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, tras agradecer por esta entrega, expresó que » es un día especial, porque asistimos a una generosa donación de los Estados Unidos de 20 nuevos automóviles para la lucha antidrogas. También es un día especial porque han empezado su formación los futuros 200 nuevos oficiales que fueron escogidos, después de rigurosas pruebas, entre más de 10 mil aspirantes”.

«Agradecemos esta donación de autos por parte de los Estados Unidos, pues tiene que ver con la confianza en el trabajo de la Policía y con una creciente cooperación entre los dos gobiernos”,

Romo agregó que el aporte norteamericano se ha evidenciado en los resultados del trabajo policial, lo que refleja la cada vez más cercana cooperación entre los dos países para una lucha más creciente y compleja contra las poderosas mafias de la droga.   

Insistió que la lucha ya no es solo contra quienes trafican drogas, sino contra quienes lavan el dinero, se dedican a la trata de personas y envenenan la mente de nuestros jóvenes con los estupefacientes.

María Paula Romo expresó que la cooperación con Estados Unidos es notable en muchos campos, por ejemplo en el de la migración, que había convertido al Ecuador en una fácil puerta de entrada y salida, sin embargo, subrayó la necesidad de que el trabajo unitario de los dos países debe redoblarse, pues las amenazas -que no son locales sino continentales- están en la minería ilegal, en la seguridad cibernética, en los puertos y aeropuertos.

Como ejemplo citó que en lo que va del año se han descubierto ya nueve pistas clandestinas, se han producido innumerables crímenes por disputas territoriales de los narcos y se ha incautado 25 toneladas más de precursores de cocaína, que lo que se había capturado en el mismo periodo en el año 2019. (I)