La Universidad Católica de Cuenca y la Alcaldía de Cuenca a través de la Comisión de Gestión Ambiental, firmaron un convenio para llevar a cabo el “Plan piloto para evaluación de sistemas alternativos de saneamiento y restauración de cuerpos hídricos en el cantón Cuenca”.

El acuerdo permitirá realizar la evaluación y caracterización técnica de la quebrada Huizhil en la parroquia Baños, también el levantamiento de información del estado de las quebradas de la parroquia El Valle.

Entre los aspectos principales que se consideran dentro del convenio está el realizar el diseño y evaluación de eficiencia de un sistema de tratamiento combinado de las aguas residuales, plantear alternativas de restauración ecológica orientada a quebradas y generar un manual de sistemas alternativos de saneamiento y restauración de cuerpos hídricos del cantón Cuenca.

Enrique Pozo Cabrera, Rector del Alma Mater, mencionó que la Academia a través de la investigación busca brindar soluciones alternativas de saneamiento que sean accesibles a la comunidad rural y que puedan reducir la contaminación por aguas residuales que aqueja a nuestro Cantón.

Por su parte, el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios Ullauri, manifestó que en la actualidad existen quebradas que tienen graves afecciones ambientales. “Unimos esfuerzos con varias entidades, con la finalidad de preservar la calidad de agua de nuestras quebradas y mejorar la calidad de vida de los habitantes que viven en las zonas rurales. Esta tarea está enmarcada en uno de nuestros ejes de trabajo. Cuenca amigable con el medioambiente”, dijo Palacios. (I)