Un total de 5 proyectos agrícolas fueron seleccionados este domingo 29 de noviembre de 2020, como los ganadores de la primera Escuela de Emprendimiento para Jóvenes Rurales organizada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de la Subsecretaria de Redes de Innovación. La declaratoria tuvo lugar durante un Hackaton en el que 276 finalistas –de 6000 participantes- recibieron sus últimas capacitaciones y presentaron sus propuestas al jurado. El principal requisito era el uso de drones.

Los ganadores son oriundos de las provincias de Los Ríos, Pichincha, Carchi, Loja y Sucumbíos; tres de ellos presentaron su propuesta individual, y dos en equipo.

La calificación del jurado, que estuvo compuesto por representantes de instituciones públicas como BanEcuador y SRI, y de empresas privadas,  se basó en cuatro parámetros: Grado de innovación de la propuesta, resolución de la problemática, modelo de negocios y viabilidad del proyecto. Así, se eligió a aquellos servicios que demostraron su utilidad en el incremento de la productividad y que respondieran a las necesidades del sector agrícola, también que garantizaran rentabilidad y beneficios para su grupo objetivo.

El programa duró seis semanas y tuvo como meta lograr que los jóvenes apuesten por el agro como un sector en el que es posible innovar y generar negocios; así también, el MAG busca garantizar el relevo generacional en el campo, considerando que la mayoría de productores tiene más de 45 años de edad.

Con un puntaje de 89.33, el primer lugar fue para Suanny Gabriela Tigselema, representante de Los Ríos quien presentó a Droncao, un proyecto de mejora de eficiencia en el cultivo de cacao; el segundo fue para Carlos Antonio Parrales Jiménez, de Pichincha, con su proyecto de Granja Hidropónica; y el tercero para Luis Eduardo Pozo de Carchi, con el proyecto Agromind.

Pozo, de 28 años, asegura que fue una experiencia “positiva y gratificante”, pues le permitió acceder a nuevos conocimientos y herramientas para emprender, entre estos, educación financiera y obligaciones tributarias. Espera que su proyecto, Agromind, pueda brindar servicios de protección de cultivos y de inteligencia vegetal, todo ello con el uso de drones y agricultura de precisión para solucionar problemas en su provincia.

De su lado, Carlos Parrales, quien obtuvo el segundo lugar, dijo sentirse “feliz”, pues no pensó llegar tan lejos. “Las capacitaciones dieron un valor agregado a mi proyecto y eso ayudó”. Parrales alcanzó un puntaje de 80.83 con su plan de negocios para la identificación de zonas hídricas para el abastecimiento de reservorios. Se trata de un  sistema de acuaponía que reduce el tiempo de producción y optimiza sustancialmente el agua.

El subsecretario de Redes de Innovación, Andrés Pareja, señaló que los jóvenes  participaron con mucho entusiasmo, demostrando todo el tiempo “sus deseos de superarse y de llevar su emprendimiento a la realidad”, considerando el reto adicional que significa un proyecto de tecnificación en el campo en donde las labores tradicionalmente se hacen de forma manual. “El último paso consiste en una presentación final del proyecto para acceder al financiamiento”, señaló. (I)