Este jueves 24 de diciembre de 2020, personal de la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, Intendencia de Pichincha, Cuerpo de Bomberos de Quito, Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano, Ejército del Ecuador, realizaron operativos de control en los centros comerciales El Jardín, Caracol, CCI, El Tejar, Ipiales del Sur, Chiriyacu y Quicentro Sur, con el objetivo de constatar que se respeten los aforos y no existan aglomeraciones en esta fecha navideña.

El secretario de Seguridad, César Díaz, indicó que estos operativos interinstitucional son para precautelar la integridad física, salud y vida de los quiteños, y de igual manera, hacer sustentable que se logre una reactivación económica, pero con seguridad integral.

En los centros comerciales se verifica el aforo del 50% y se exhorta a que no se produzcan aglomeraciones en estos centros de comercio que reciben a cientos de ciudadanos en estas fechas. Cerca de 5 mil funcionarios municipales trabajan en estos operativos en las nueve administraciones zonales.
Cristian Paredes, subintendente de Pichincha, indicó que estos operativos interinstitucionales son para evitar aglomeraciones en los centros comerciales y constar que se cumpla el aforo.

«Desde la semana anterior realizamos estas actividades de control en cada uno de los centros comerciales del DMQ en colaboraciones con todas las entidades de control municipales, Intendencia, Policía Nacional, comisarías y Fuerzas Armadas”, enfatizó.

Mariana Salazar, quien trabaja en el local de Mall el Jardín, dijo que le parece excelente que se den estos controles. «A pesar de todos los esfuerzos que hacemos para que nuestro país salga adelante y evitemos más contagios y estén a salvo las familias y clientes, hay personas que todavía no hacen conciencia, por eso es excelente el control en todos los centros comerciales y en la calle, así quienes trabajamos podemos llegar seguros a nuestras casas”.

Salma Fiallos destacó la importancia de este tipo de operativos para que no existan aglomeraciones en los centros comerciales, se respete los aforos establecidos y se cumplan los protocolos de bioseguridad. “La ciudadanía se siente segura y podemos hacer las compras con tranquilidad”. (I)