Técnicos de la Unidad de Negocio Termomanabí trabajaron en el mantenimiento de la central Jaramijó.

La Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP), a través de sus distintas Unidades de Negocio, durante el 2020, recuperó 192,6 MW (Megavatios) de potencia de sus centrales de generación térmica que, por distintas razones, estuvieron indisponibles.

CELEC EP es la responsable de la generación y transmisión del 96 por ciento de la energía eléctrica que consume el país y que es producida por 14 centrales hidroeléctricas, 27 centrales termoeléctricas integradas al Sistema Nacional Interconectado (SNI) y cuatro sistemas aislados en las regiones del oriente e insular del país.

En promedio, el 89 por ciento de la generación eléctrica de CELEC EP corresponde a generación hidroeléctrica y eólica. La generación de las centrales térmicas es indispensable para cubrir la demanda del país en horas pico de mayor consumo.  Adicionalmente, cabe destacar que la generación termoeléctrica permite garantizar el servicio de generación eléctrica para los ecuatorianos, especialmente durante los períodos de estiaje, entre los meses de octubre y febrero.

Por esta razón, CELCE EP, a través de sus Unidades de Negocio que administran y operan las centrales térmicas (Termopichincha, Termoesmeraldas, Termomamabí, Electroguayas y Termogas Machala), durante el 2020, trabajó en la recuperación de potencia que, por distintas razones, no estuvo disponible. En ese contexto, en el año que termina se recuperaron 192,6 Megavatios de potencia de las siguientes centrales: Trinitaria, Gonzalo Zevallos, Alvaro Tinajero y Aníbal Santos (provincia del Guayas); Santa Elena III (en Santa Elena) Jivino III (Sucumbíos) y Machala II (El Oro).

Además, el pasado 23 de diciembre del 2020 se adjudicó el mantenimiento mayor del caldero de la Central Térmica Esmeraldas I, operada por la Unidad de Negocio Termoesmeraldas, por un monto de  USD 6.63 millones.

Los trabajos de mantenimiento  del caldero de esta central se iniciarán en enero del 2021 y se desarrollarán en un plazo de 205 días. Estos trabajos son parte del plan integral de rehabilitación de la Central Térmica Esmeraldas I, que opera desde 1982, y permitirán recuperar la potencia de diseño que es de 125 MW.

A través de mantenimientos mayores programados y mantenimientos correctivos, ejecutados por el personal  técnico de la Corporación han permitido mantener disponibles las centrales térmicas para que operen en función de los requerimientos energéticos del país y de acuerdo con el despacho realizado por el Operador Nacional de Electricidad (CENACE).

Sistemas aislados, indispensables para las poblaciones alejadas

Es indispensable destacar la importancia de los sistemas asilados operados por CELEC EP por cuanto entregan energía a comunidades alejadas de las poblaciones urbanas y que se encuentran fuera del Sistema Nacional Interconectado (SNI) y mediante un correcto mantenimiento programado en sus unidades garantizan la confiabilidad y continuidad del servicio a estas importantes zonas del país.

La Unidad de Negocio Termopichincha trabaja consecutivamente en las centrales de generación ubicadas a orillas del río Napo, en la provincia de Orellana, con una generación instalada de 10 MW. Estos sistemas son: Tiputini, Boca Tiputini, Nuevo Rocafuerte, Limonyacu, El Edén, Samona, Chiruisla, Ocaya, incluida la parroquia Dayuma. En Sucumbíos se cuenta con una potencia instalada de 5 MW, en la ciudad fronteriza Puerto El Carmen; en Morona Santiago mantiene la generación de 4MW en la Central Macas.

En la Isla Puná, perteneciente a la provincia del Guayas, se genera como sistema aislado la central del mismo nombre y opera con una potencia instalada de 6MW.

En las Islas Galápagos se mantiene la provisión de  energía eléctrica con altos índices de disponibilidad y confiabilidad mediante  la operación  de las centrales: San Cristóbal, Santa Cruz, Isabela y Floreana que se encuentran ubicadas en las islas de los mismos nombres. (I)