Este domingo 10 de enero de 2021, a partir de la información presentada en la INFOGRAFÍA No. 319 sobre la Situación Nacional por COVID-19 se analizan los siguientes indicadores:

  1. El 87,85% de los pacientes cumplen la definición de recuperados, cifra acumulada desde el inicio de la pandemia y con pequeñas variaciones.
  2. El número acumulado de casos confirmados dividido para la población de cada provincia (tasa de incidencia acumulada) acumulados a los días sábado 19 y 26 de diciembre, 02 y 09 de enero de 2021 (semanas epidemiológicas 51, 52 y 53 del año 2020 y semana 1 del año 2021, respectivamente) que se presenta en el gráfico muestra que todas las provincias siguen con incremento, debido a la transmisión comunitaria de la Covid-19.

Galápagos, Carchi, El Oro, Pichincha y Morona Santiago son las provincias con el mayor incremento al comparar la tasa acumulada de esta semana respecto a la previa.

Las provincias que menor crecimiento muestran son Orellana, Esmeraldas, Sucumbíos, Pastaza y Zamora. A mediados de diciembre (semana del 13 al 19 de diciembre) la tasa de incidencia acumulada para Ecuador fue 1.282 casos por cada 100.000 habitantes y en esta semana es 1.375 casos por cada 100.000 habitantes.

El número total de pruebas RT-PCR en cada provincia acumulado a lo largo de toda la pandemia se presenta mediante la tasa por cada 100.000 habitantes (tasa de cobertura por cada 100.000 hab).

La evolución de este indicador muestra que en la última semana las provincias Galápagos, Pichincha, Napo, Carchi y Morona son las que más han incrementado.

Las provincias que muestran un incremento menor respecto a la semana previa son Esmeraldas, Sucumbíos, Bolívar, Santa Elena y Orellana.

El promedio del número total de pruebas RT-PCR para el país, acumulado a lo largo de toda la pandemia hasta el sábado 09 de enero es 5.349 pruebas por cada 100.000 habitantes (IC95% 5.200-5.500).

La diferencia de este valor respecto al promedio de la semana previa muestra un incremento de 146 pruebas por cada 100.000 habitantes y respecto a mediados de diciembre de 373.

El porcentaje acumulado de positividad de la prueba RT-PCR, analizado en las cuatro últimas semanas, muestra que todas las provincias han incrementado la tasa de positividad excepto seis, de las cuales dos han disminuido entre un -1 y -5% (Cañar y Morona) y cuatro no modifican (Pastaza, Los Ríos, Napo y Azuay).

El porcentaje de positividad promedio en el país, acumulado al sábado 26 de diciembre es 24% (IC95% 17-33), con un incremento de tres puntos porcentuales respecto a la semana anterior. Las variaciones en las cuatro últimas semanas han sido entre 19% y 23%.

En esta semana se observa que el incremento está en valores que van del 1 al 16%. Este fenómeno no se había observado en las semanas de noviembre o hasta mediados de diciembre del 2020.

Por otro lado, el proceso de actualización de resultados de laboratorio y de la vigilancia epidemiológica continúa de manera permanente. El análisis de los indicadores muestra que aún seguimos en transmisión comunitaria y las aglomeraciones e incivilidades contribuyen al incremento de los casos detectados. Una de las principales fuentes de transmisión son las reuniones familiares con más de 10 personas, en espacios sin ventilación y por más de dos horas.

Las reuniones que buscan el cumplimiento de las costumbres ecuatorianas de estas fechas están mostrando el impacto en la evolución de la pandemia.

“Transmisión silenciosa”

Las últimas pruebas científicas muestran que la mayoría de los nuevos brotes pueden atribuirse a la “transmisión silenciosa”: una combinación de la etapa presintomática y las infecciones asintomáticas.

En consecuencia, aunque todos los casos sintomáticos sean aislados, se deben aislar las personas con infecciones silenciosas, por lo que es clave la localización rápida de contactos y la realización de pruebas que identifiquen los casos asintomáticos y presintomáticos, a fin de disminuir la velocidad de la transmisión y minimizar el riesgo de resurgimientos de nuevos brotes.

Recomendaciones para evitar aglomeraciones

En esta temporada en la que en el país se celebran las fiestas de año nuevo, festividades religiosas como la tradicional “Misa del Niño”, sumado al periodo de campaña electoral es fundamental incrementar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad para mantener seguras las interacciones entre los ciudadanos:

El lavado de manos y limpieza de superficies constantemente, el uso adecuado de la mascarilla, el distanciamiento social, la ventilación de los espacios todo el tiempo de las reuniones a través de ventanas/puertas abiertas y no caminar por los corredores de centros comerciales mientras consumen alimentos (por ejemplo, helados, chupetes, etc).

Los reencuentros familiares deben mantener un mínimo de personas, por corto tiempo, en lugares bien ventilados y, si un integrante de la familia se ha sentido enfermo en los últimos siete días, no acuda.

En caso de sospecha de contagio debe aislarse inmediatamente

Si una persona con sospecha de contagio o que haya empezado con síntomas (incluso si aún no tiene una prueba positiva) debe aislarse lo más rápido posible.

Sus contactos cercanos de los últimos siete días también deben empezar el aislamiento preventivo, ya que pueden estar en el periodo presintomático.

No cumplir estas medidas y asumir que “a mí no me dará la COVID” conlleva el altísimo riesgo de nuevos brotes, ocupación de camas de hospital de manera súbita y fallecimientos.

Estos fallecimientos se pueden disminuir cumpliendo las medidas de bioseguridad, limitando las reuniones familiares o limitando el número de asistentes y realizándose la prueba de hisopado.

La evolución de la pandemia en Ecuador muestra que la gran mayoría de ecuatorianos y residentes en el país nos sumamos a la responsabilidad del acatamiento de las medidas de bioseguridad e higiene y que debemos reforzar esta actitud, concluye el Ministerio de Salud Pública. (I)