El exceso de velocidad es la primera causa de siniestros de tránsito en Quito. Así lo apuntan estudios de la Agencia Metropolitana de Tránsito, (AMT). Ante esta situación, la institución emprendió acciones que han permitido reducir un 14% las cifras de siniestros en 2020 con respecto a 2019; y que haya un decremento del 25% frente a 2018.

Cabe resaltar, que en 2020 en comparación con 2019, los siniestros se redujeron un 37%, los heridos un 47% y fallecidos un 15%. Esto, debido al desarrollo de operativos estratégicos en el distrito, a fin de verificar el cumplimiento de la normativa y límites de velocidad, asimismo, por la restricción vehicular.

Otras de las causas recurrentes de siniestros son: no respetar las señales reglamentarias de tránsito; conducir bajo los efectos del alcohol, sustancias estupefacientes o psicotrópicas; no mantener la distancia prudencial entre vehículos y no transitar por las aceras o zonas de seguridad destinadas para el efecto. Por lo que la institución hace un llamado a los quiteños a ser responsables al momento  de conducir un vehículo o desplazarse por la ciudad.

Por esta razón, la AMT emprende campañas, para generar una cultura de seguridad vial, es así que en 2020 se llegó a más de 18 000 personas mientras que con las activaciones relacionadas con educación vial se alcanzó con el mensaje a más de 251 500 personas.

Además, para guiar a la ciudadanía sobre sus inquietudes y cumplimiento de la normativa, la AMT atiende a los usuarios a través de su call center, correo oficial y redes sociales. Por estas vías se dio solución a dudas a través de 155 744 llamadas, 6182 mails y 40361 publicaciones en redes en todo 2020.

Se recuerda a la ciudadanía que la velocidad para vehículos livianos, motocicletas y similares en zonas urbanas es de 50km/h y en zonas perimetrales es de 90km/h. Para vehículos de transporte público de pasajeros, el límite de velocidad máxima en el sector urbano es de 40km/h y en zonas perimetrales es de 70km/h.

Además, se enfatiza en la necesidad de reducir la velocidad a 60km/h en curvas de vías perimetrales; en zonas escolares se debe transitar a 20km/h y en zonas residenciales de alta afluencia peatonal se debe circular a 30km/h. (I)