Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en su encuentro virtual con los medios de comunicación, de este viernes, 15 de enero de 2020, se refirió a los cambios que se han logrado en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo (HTMC), bajo la gerencia de Danilo Calderón.

Previamente, junto a los directivos de hospital recorrió las diferentes áreas de la unidad médica para constatar los resultados de la intervención.

Indicó que en los últimos 10 días, de la nueva gestión,  se inició con la intervención prioritaria en diferentes áreas. Se logró la recuperación de 16 respiradores, que estuvieron abandonados,  ahora, son utilizados para la atención a pacientes con COVID-19; además, se puso en marcha todas las ambulancias.

En una primera fase, se recuperarán los quirófanos, áreas de gastroenterología, diálisis, central de ambulancia, calderos, clínica de marcapasos, con especial interés en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

También, se trabaja en dar soluciones integrales para el abastecimiento de medicinas y atención oportuna a nuestros afiliados. En los próximos días se presentarán los planes integrales para los cambios en este hospital, considerado como referente, a nivel nacional.

En relación a la estabilidad laboral de los trabajadores de la salud, amparada en la Ley Humanitaria, enfatizó que desde el IESS, se cumplirá con lo que determina la normativa legal, en beneficio de quienes estuvieron durante toda la pandemia. Lo vamos hacer bien, a través de la entrega de los nombramientos a los profesionales que estuvieron en primera línea desde el inicio.

Hasta finales de mes serán 1.110 nuevos nombramientos definitivos y continuaremos con el proceso, señaló Wated.

Asimismo, informó sobre presuntas irregularidades en derivaciones de atención a prestadores externos, en los que aparentemente estarían involucrados médicos de las unidades médicas de la institución.

En este sentido, de acuerdo a una investigación, indicó que de 306 prestadores externos, 116 reportan que sí cuentan con personal que también labora en el IESS. Son 938 profesionales que trabajan en el IESS y en prestadores externos; estos profesionales han realizado 39.500 derivaciones a prestadores externos. Además, 80 de estos profesionales han motivado 1.754 derivaciones al prestador externo donde también prestan sus servicios.

Si estas prestaciones de salud se atendían en las unidades médicas del IESS, se ahorraría alrededor de un 30% en su costo. Es decir cerca de 364 mil dólares.

Continuamos con las investigaciones de estos casos para determinar si las derivaciones realizadas por estos médicos tenían una necesidad real o por beneficiar a estos prestadores. En los próximos días presentaremos los resultados de esta investigación, subrayó Wated.

En otros temas, Jorge Wated informó que tras su agenda territorial por el Austro, se iniciará con las acciones para habilitar dos nuevos quirófanos, en las unidades médicas de La Troncal y Azogues, en Cañar; y en Azuay, Cuenca, verificó el funcionamiento del Hospital José Carrasco Arteaga, así como el Centro de Trauma, que brindará servicio a los pacientes del sur del país.   (I)