Efraín Ruales, de 36 años, reconocido comunicador y presentador de televisión, fue abatido con un arma de fuego, al estilo sicariato, cuando conducía su vehículo por el norte de la ciudad de Guayaquil, luego de salir del gimnasio donde se ejercitaba diariamente.

Según los primeros indicios policiales los disparos se habrían realizado desde otro vehículo. Ecuavisa informó que, según información de las autoridades, su compañero se movilizaba en su vehículo cuando fue interceptado unas cuadras más adelante del gimnasio al que normalmente se dirigía por las mañanas.

 Una ambulancia avanzó al sitio donde confirmó la presencia de una persona sin signos vitales, luego de varios minutos agentes de Criminalística acordonaron la escena del crimen para poder desarrollar una investigación. 

“Los disparos aparentemente los realizan de un vehículo; no podría decirse que se trata de un robo”, señaló el general César Zapata, comandante de la zona 8 de la Policía, al llegar al sitio del asesinato.

 Medios de comunicación, autoridades del país y ciudadanos expresaron su pesar y lamentaron la muerte de Ruales a la vez que solicitaron una exhaustiva investigación para determinar las motivaciones y responsables de este crimen.

La Fiscalía General del Estado informó que inmediatamente de conocido el hecho inició una investigación de oficio e iniciaron la recolección de los indicios en el lugar del asesinato También desmintió que el occiso había sido convocado a rendir una declaración dentro de la investigación por la corrupción en la compra de insumos hospitalarios, según se difundió en redes.

El programa En Contacto, de Ecuavisa, espacio televisivo en el cual laboraba Ruales desde hace muchos años, rindió un sentido homenaje a su compañero, y por una hora la televisora impuso la foto del presentador con una nota luctuosa y de paz en su tumba.