Desde las 07:00 y hasta las 17:00 de este domingo 7 de febrero, más de 13.099.050 ecuatorianos, que constan en el padrón electoral, podrán sufragar para elegir por los 16 binomios que forman parte de la propuesta electoral de estos comicios 2021. Además, deberán elegir 5 parlamentarios andinos, 15 asambleístas nacionales y 122 provinciales.

Es una elección trascendental en que el voto determinará la ruta económica, social y política que seguirá el país a partir del próximo 24 de mayo, fecha hasta la que gobernará el actual presidente Lenin Moreno.

El resultado electoral puede convertirse en la sobrevivencia de dos polarizadas posiciones políticas. La una, de Andrés Arauz, identificada con el correísmo y el Socialismo del Siglo XXI y la otra de corte derechista, encarnada en la figura del banquero y empresario, Guillermo Lasso, que hoy hace su tercer intento por llegar al sillón de Carondelet.

Peor aún, a decir de los analistas económicos, lo que está en juego es la democracia y la sostenibilidad económica. Esto porque quien encabeza las preferencias electorales, según las encuestas, es el joven economista Andrés Arauz Galarza, que plantea “recuperar” el futuro a través de una política con mayor participación del Estado y más justicia y derechos para el ciudadano.

 

Diario El Universo resumió los 11 puntos del Plan de Gobierno presentado por el candidato que, en gran parte, sigue la línea de gobierno del expresidente, Rafael Correa.

1. Justicia por la vida y la reproducción de la vida

Realizar una auditoría integral de la deuda pública interna y externa.

Crear el trabajo digno universal para garantizar derechos humanos que permitan una vida digna, y que también contribuya a reactivar la economía.

Establecer políticas de becas para jóvenes y créditos para emprendimientos que generen empleo.

Reformar a profundidad el IESS en favor de los afiliados; cumplir con el aporte estatal, transparentar los cálculos actuariales y tomar correctivos, principalmente en la estructura y proceso de designación del Consejo Directivo del IESS.

Recuperar las universidades públicas y las universidades emblemáticas del país, el programa de becas en el exterior y el proyecto Prometeo.

Fortalecer las Unidades Educativas del Milenio.

Consolidar el sistema nacional de salud, teniendo como base la Atención Primaria en Salud.

Incluir a las unidades de salud privadas como prestadoras de servicios médicos a través del Estado y bajo un sistema único de salud.

2. Justicia democrática, participativa y deliberativa

Convocar a una Asamblea Constituyente.

Formar una Comisión de la Verdad para evaluar y hacer justicia frente a la violación de la Constitución y los derechos humanos, con especial atención a las arbitrariedades de lo que llama “trujillato”.

Impulsar la reforma a la Ley Electoral para evitar la dispersión electoral y la erosión de la legitimidad del gobierno, aumentando la proporcionalidad del sistema; así como la democratización de las campañas electorales y de los partidos.

3. Justicia productiva y económica

Disminuir las tasas de interés, en todos sus segmentos, con especial énfasis en los créditos a las microempresas.

Auditar y, en los casos necesarios, detener y revertir los procesos de concesión, privatización y venta de activos públicos en los sectores caracterizados por monopolios naturales (por ejemplo, telecomunicaciones, transporte aéreo, sector postal y otros).

Establecer un impuesto más alto sobre las ganancias de las empresas que hayan acumulado rentas monopólicas u oligopólicas durante un prolongado periodo de tiempo.

 4. Justicia intergeneracional

Crear una institucionalidad de Sostenibilidad y Justicia Intergeneracional, que elabore legislación y políticas públicas.

Aplicar políticas para transformar patrones de consumo y producción ecológicamente responsables, económicamente viables y socialmente justos, promoviendo conocimientos y saberes e innovaciones que promuevan nuevas prácticas.

5. Justicia global, soberanía e integración

Retomar la integración regional, particularmente la Unasur y Celac.

Luchar contra los paraísos fiscales.

Rechazar los Tratados de Libre Comercio y Tratados Bilaterales de Inversión convencionales, y revisar los firmados, de comprobarse que afectan el interés nacional.

Efectuar procesos de regularización para todas las personas inmigrantes (Plan: “Nadie sin papeles”).

Establecer mecanismos para que todos los inmigrantes en edad escolar menores de 16 años, asistan a la escuela. (Plan: “Escuela para todos”).

6. Justicia decolonial, plurinacional e intercultural

Fortalecer el modelo del Sistema de Educación Intercultural Bilingüe.

Crear la institucionalidad apropiada para la justicia indígena, y formar y capacitar al personal de justicia, particularmente a los jueces que están involucrados en conocer los casos en segunda y tercera instancia.

Establecer el Estatuto de Artistas y un Sistema de Seguridad Social para Artistas.

7. Justicia ecológica y transición energética

Establecer un sistema de impuestos ecológicos.

Avanzar en el cambio de la matriz energética y productiva enfatizando en la demanda de energías alternativas para incentivar el cambio de patrones de consumo.

Establecer líneas de inversión público-privadas para desarrollar nuevas tecnologías que apoyarán la implantación de autos eléctricos o que funcionen con energías alternativas.

Construir infraestructura pública de movilidad para energías alternativas, como un tren eléctrico para el transporte de carga y de pasajeros que conecte a todas las capitales provinciales.

8. Justicia igualitaria para mujeres y grupos excluidos

Crear observatorios contra las violencias de todo tipo, así como refugios, redes de prevención, capacitaciones, entre otras.

Impulsar programas de formación y trabajo para víctimas de todo tipo de violencia, mediante convenios con universidades y organizaciones de la economía popular.

Establecer un ingreso económico básico y alternativas habitacionales para las mujeres que padecen violencia.

9. Justicia digital y nueva economía

Elaborar una Estrategia hacia la Ciencia Abierta para permitir que los resultados de las investigaciones, tanto financiadas con fondos públicos como privados, sean de libre acceso.

Elaborar legislación sobre derechos digitales que reivindiquen la conexión digital como derecho básico y de acceso gratuito, la soberanía tecnológica, la privacidad y el control de datos en la red.

Coordinar la creación de instrumentos financieros, públicos y privados, para fomentar la innovación.

10. Justicia cognitiva

Recuperar, revalorizar y proteger los conocimientos tradicionales y ancestrales en el marco del respeto a la diversidad, la equidad epistémica y el diálogo de saberes.

Recuperar la ciudad del conocimiento Yachay.

Impulsar programas de maestrías de investigación, doctorados y posdoctorados; y la formación de técnicos y tecnólogos en el sistema de educación superior.

11. Justicia igualitaria justa e imparcial

Recuperar la independencia de la Función Judicial y la Fiscalía para que cumplan con su función de sancionar delitos y no personas; condenar la utilización de la justicia como un mecanismo de persecución política, así como la aplicación del derecho penal del enemigo y el populismo legal.

Garantizar el principio de independencia de las Funciones del Estado y generar las condiciones desde la ciudadanía para un Pacto por la Justicia Independiente, que involucre a la Corte Constitucional, el Tribunal Contencioso Electoral, la Función Judicial y sus órganos jurisdiccionales, administrativos, auxiliares y autónomos.

Promover una cultura anticorrupción a través de políticas de prevención, fortalecimiento institucional y apoyo a su sanción justa y efectiva.

 Lasso y sus propuestas

 Guillermo Lasso (CREO), por su parte quiere “dar vuelta a la página” al intento correísta de llevar al país por la ruta del Siglo XXI y ofrece mantener la dolarización, incrementar el salario básico de 400 a 500 dólares, e impulsar cambios económicos radicales apostando a la inversión extranjera, las alianzas público privadas, el incremento de la producción petrolera y un fuerte impulso a la minería.

El resumen del diario El Universo al Plan de Gobierno que candidato por el movimiento CREO propone

1. Eje social

Implementar zonas francas de salud para invitar a empresas a formar parte del Sistema Nacional de Salud. Eliminar aranceles y costos derivados de la tramitomanía en los procesos de inversión en salud.

Nuevos sistemas de salud y pensiones. Delegar la administración de los mismos. Este mecanismo permitiría acabar con la corrupción, reducir los gastos ineficientes. Para alcanzar un sistema digno que permita acceder a una jubilación justa, se necesitan reformas normativas para que tanto el sistema de reparto como el de ahorro privado sean factibles y estén a elección de todos los ecuatorianos.

Eliminar la “tabla de consumo” de drogas y prohibir estas sustancias.

Reabrir y fortalecer al menos 900 escuelas rurales. Dotarlas de insumos para los estudiantes y metodologías innovadoras. No descuidar la conectividad a internet de cada una de estas escuelas (urbano y rural) para estudiantes y docentes.

Reformar la Ley de Educación Superior. Mejorar el proceso de acceso a la universidad y garantizar la independencia académica de las universidades de sus entes reguladores. Incentivos para la creación de nuevos y mejores programas a nivel de grado y posgrado en modalidades presenciales y no presenciales.

Planes habitacionales. Incentivos para que junto a la participación de empresas especializadas se oferten soluciones habitacionales asequibles y de calidad. Mecanismos para que las entidades financieras respalden un plan de construcción de vivienda social.

2. Eje económico

Ley de Oportunidades Laborales con mecanismos de contratación para una transición adecuada entre el ambiente académico y el mercado laboral para jóvenes. Con incentivos que faciliten la contratación de grupos vulnerables, como la doble deducción del Impuesto a la Renta por la contratación de beneficiarios del Bono de Desarrollo Humano y la deducción del doble del Impuesto a la Renta por la creación de al menos 10 empleos por cada nuevo
emprendimiento, la incorporación de una regla técnica para el cálculo anual del salario básico unificado y el perfeccionamiento de las modalidades de contrato estacional y la contratación por tarea.

Generar al menos un millón de empleos productivos, mediante la creación de modalidades de contratación que ayuden a los jóvenes adquirir experiencia, que brinde flexibilidad a las mujeres y jefes de hogar a estar tan cerca de sus familias, y en definitiva, a todos.

Reducir y eliminar aranceles, trámites e impuestos para emprender. Cada emprendedor podrá abrir su negocio en menos de una semana.

Reforma tributaria que elimine impuestos y aranceles distorsivos que impiden el crecimiento de nuevos emprendimientos. Simplificar los trámites y declaraciones de impuestos.

Tarifa reducida de IVA para que varios productos de primera necesidad, que actualmente pagan la tarifa más alta del 12%, puedan beneficiarse con una tasa más baja. Otros productos industrializados con valor añadido seguirán pagando la tarifa más alta.

Optimizar el Impuesto a la Renta, teniendo como base la solidaridad de las empresas y las personas naturales.

Remover el Impuesto a Consumos Especiales (ICE) para varios productos que no afectan la salud de los consumidores.

Eliminar el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) de manera progresiva, a fin de promover la llegada de capitales al país y elevar la competitividad del sector productivo mediante de una reducción en los costos de bienes y servicios importados.

Programa de crédito con al menos $ 1.000 millones para financiar a agricultores al 1% de interés y un plazo de 30 años. Estos préstamos serán otorgados a través de la banca pública gracias a convenios con organismos internacionales.

Dar paso a la inversión privada en la importación, distribución y comercialización de los combustibles, con ello se liberarían recursos y se reduciría contundentemente el contrabando y el uso de combustibles para actividades ilícitas.

Apostar por una minería legal y sustentable que permita aprovechar los recursos respetando al ambiente y definiendo reglas claras.

Renegociar los contratos petroleros. El esquema de participación es la práctica exitosa mundial que atrae miles de millones en inversión privada.

Reestructurar los contratos de preventa y compromisos petroleros con la China, así como la exploración de nuevos campos. Esto, sumado a la nueva política de importación de combustibles permitirá lograr ingresos para educación, salud y seguridad.

Tarifas eléctricas más económicas para pequeños negocios comerciales y artesanales ubicados en zonas residenciales, y para el sector productivo.

Reducir los gastos improductivos, implementando medidas de eficiencia del gasto que permitan focalizar las transferencias a los más necesitados, eliminar el gasto de la corrupción en las compras públicas, remover la burocracia improductiva; y garantizar el cumplimiento de las reglas fiscales.

3. Eje institucional

Sanear las “ventas de facilidades”, “actividades de lobby” y “tratos preferenciales” mediante reformas al Código Orgánico Administrativo, al Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización, al Código Orgánico General de Procesos, entre otros. Erradicar el testaferrismo en las instituciones públicas con una reforma a la Ley Orgánica de Servicio Público, de modo que sea posible la verificación de requisitos más estrictos.

Ejecutar la extinción de dominio para recuperar los fondos y bienes que se usaron para el incremento ilegal de los patrimonios personales y familiares de funcionarios públicos.

Continuar inserción en la Alianza del Pacífico y suscribir nuevos y mejores tratados comerciales y de cooperación con países que ofrezcan nuevas oportunidades de negocios y puedan crear empleos, tales como Estados Unidos, China, Costa Rica, Corea del Sur, India y Turquía.

Solicitar visa y pasado judicial a los visitantes de los países con mayor incidencia de problemas de seguridad interna.

Administración de justicia, se vienen realizando una serie de cambios profundos que no pueden ser desperdiciados. Construir un sistema muy sólido que se asiente en tres ejes: independencia, transparencia y accesibilidad