Carlos Sucozhañay, presidente de la Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador, Ecuarunari, anunció una “movilización por la democracia” para insistir el cumplimiento del acuerdo de apertura de urnas acordadas, el pasado viernes, entre los candidatos presidenciales Yaku Pérez y Guillermo Lasso, con la anuencia de los miembros del Consejo Nacional Electoral, CNE.

 El candidato de derecha por el partido Social Cristiano, Guillermo Lasso, con un 19,74%, se disputa, con el líder indígena Yaku Pérez, que logró el 19,38%, el balotaje presidencial, en segunda vuelta, para enfrentar al ganador por el movimiento UNES, Andrés Arauz.

 El estrecho resultado permitió, ante la falta de un pronunciamiento firme y legal del CNE, que, el pasado viernes 12 de febrero, los dos candidatos llegaron a un acuerdo público para el reconteo del 100% de votos en la provincia del Guayas y el 50% en 16 provincias del país en las cuales, el movimiento indígena considera que “hubo fraude” en contra de su candidato.

 La noche del domingo 14 de febrero, Lasso remitió una carta al CNE, aclarando el acuerdo, que califica de “supralegal”, ratificando su posición para abrir todas las urnas del Guayas y el 50% en las provincias de Los Ríos, Manabí, El Oro, Esmeraldas, Pichincha y Bolívar, que inicialmente fueron cuestionadas por Pérez.

 Advierte que, a más de inoficioso, “para la reapertura de las urnas, el CNE “requerirá inevitablemente la presentación por parte del reclamante, de las actas correspondientes, con la identificación de la inconsistencia que motiva el reclamo”.

 Los indígenas cuestionan que Lasso se haya “retractado” el acuerdo por lo que anuncian las medidas para “mantenerse en vigilia del comportamiento de las autoridades del CNE. “Ahora no es un asunto de candidatura sino de defender al pueblo ecuatoriano”, puntualizó Zucozhañay.