En la presente semana, la Asamblea Nacional podría conocer y calificar el pedido de juicio político contra el exministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, por supuestas irregularidades en la compra de vacunas y su inoculación en el país contra el COVID-19.

El asambleísta Ángel Simaleza, de la bancada SUMA, fue el primer peticionario para sentar a Zevallos en el banquillo de los acusados por las irregularidades denunciadas en torno al proceso de vacunación contra el covid-19.

También lo acusa de “incumplimiento de funciones” en el proceso de entrega fraudulenta de carnés de discapacidad durante la emergencia sanitaria e incumplimiento de la Ley Orgánica de Apoyo Humanitario, en lo referente a la estabilidad laboral de los profesionales y trabajadores de la salud.

El otro interpelante es el asambleísta Pabel Muñoz quien logró el apoyo de 41 legisladoras para el pedido.  Considera que hay suficientes pruebas para determinar las responsabilidades del exministro en las irregularidades registradas durante las primeras fases de vacunación de la pandemia en el país como la alteración del plan de vacunas.

Muñoz también lo responsabiliza de  la falta de equipos  de seguridad que se entregó al personal de salud durante la pandemia, la insuficiente adquisición de pruebas de diagnóstico, desvincular el  personal de salud en medio de la pandemia y el desabastecimiento de vacunas y medicamentos durante la pandemia.