Médicos, instituciones de derechos humanos, las organizaciones civiles y de la producción y cientos de ciudadanos en redes sociales y, especialmente profesionales de la salud, piden medidas más efectivas y drásticas para frenar la ola de contagios e incremento de fallecimientos a causa del covid-19, que afecta gravemente a 11 provincias del país, especialmente a Quito, la capital ecuatoriana.

 La cifra de contagios a nivel nacional llegó este domingo 18 de abril a 360.546, mientras el número de fallecidos ascendió a 17.703

 “No es de locos que los médicos piden confinamiento. Es que sigue falleciendo personal de salud todos los días. ¿Hasta dónde queremos llegar? ¿300 exceso de fallecidos diarios? ¿500?” es una reflexión que hace en su cuenta de twitter el analista de datos, Carlos Oporto.

 Como él, varios ciudadanos, en redes sociales, reclaman al Gobierno mayores sanciones, confinamiento, más y mejores controles para frenar la propagación de la enfermedad, pero también condenan la indisciplina y falta de apoyo ciudadano para evitar aglomeraciones.

 Bajo el hashtag #confinamiento, los ciudadanos abrieron un debate sobre los beneficios o perjuicios, sobre todo económicos, que provocarían la declaratoria de un confinamiento.

 La Defensoría del Pueblo DPE, exhortó al Gobierno Nacional a que “declare el estado de excepción y disponga el aislamiento general obligatorio, por al menos 15 días, para evitar más muertes por covid-19 en el país.

 Por su parte la Cámara de Comercio de Quito, CCQ, cuestionó que las medidas adoptadas, no hayan resultado efectivas para la disminución de los contagios de covid-19, como el confinamiento, la ley seca y la restricción vehicular. Por el contrario, añade el gremio en un comunicado, “estas medidas han provocado que se generen aglomeraciones innecesarias en el transporte público y la inminente destrucción de empleos y empresas que no pueden soportar la permanente inestabilidad de las decisiones tanto del COE nacional como del local”.

 El gremio comercial pide acelerar la inmunización en el 2021, un proceso más transparente de vacunación que priorice los sectores más vulnerables y mayor comunicación sobre el proceso y el alcance del plan de vacunación que se ejecuta a nivel nacional.

 Pide plantear medidas emergentes para alivianar las obligaciones tributarias y financieras de los negocios más afectados e incluir en su agenda legislativa un proyecto de reactivación que brinde apoyo efectivo en el ámbito laboral, financiero y tributario.

 Además, pide endurecer las sanciones a quienes incumplan (personas o negocios) con las disposiciones y protocolos, con base en el artículo 282 del Código Orgánico Integral Penal, mayor control en el transporte público para evitar aglomeraciones, que se respete el aforo, la focalización del control en zonas de alto contagio con sanciones ejemplares y la libre movilidad para autos particulares para no causar más aglomeraciones.