Darwin Guillermo S. M., de 38 años, quien fue detenido tras la muerte violenta de dos hombres, durante una balacera que se produjo en el sector de la Ferroviaria, al sur de Quito, fue procesado por delito de asesinato, tipificado en el artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

De acuerdo con el parte policial alrededor de las 18:00 del sábado 17 de abril, la Policía acudió a las calles George Davis y Francisco Mosquera, en la Ferroviaria Alta e hizo el levantamiento de los cadáveres de Diego T. y Oswaldo A., de 32 y 42 años, respectivamente. Ambos presentaban heridas de arma de fuego.

Cerca de un centenar de personas habrían agredido a Darwin Guillermo S. M., por –presuntamente– estar involucrado en el doble crimen suscitado minutos antes en el mismo sector.

Los uniformados lograron rescatar al procesado de la iracunda turba y lo embarcaron en una patrulla para continuar con el trámite de Ley.

Entre los elementos de convicción presentados por la Fiscalía ante el juez de Garantías Penales, Andrés Prado, se incluyen las versiones de tres testigos presenciales de los hechos, la del agente aprehensor, además del acta de levantamiento de cadáver, el informe del examen médico-legal y el protocolo de autopsia.

Además de calificar la legalidad de la detención, el Magistrado aceptó el pedido de prisión preventiva formulado por Fiscalía, pues consideró que se cumplen los requisitos del artículo 534 del COIP.

Asimismo, el Fiscal pidió las medidas de protección para las testigos de los hechos, estipuladas en los numerales 2 y 3 del artículo 558: “prohibición a la persona procesada de acercarse a la víctima, testigos y a determinadas personas, en cualquier lugar” y la “prohibición a la persona procesada de realizar actos de persecución o de intimidación a la víctima o a miembros del núcleo familiar por sí mismo o a través de terceros”, respectivamente. El Juez también accedió a este pedido.

La instrucción fiscal durará treinta días.

Dato jurídico

El tipo penal que se aplica a la investigación está estipulado en el artículo 140, numeral 6, del COIP: asesinato, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor de la víctima.